Juan Ramírez quedó involucrado en una nueva puja entre San Lorenzo y Boca. El futbolista se negó a jugar para el “Ciclón” para presionar por su transferencia.

//Mirá también: San Lorenzo y Arsenal igualaron 1-1 en el debut de Paolo Montero

Ramírez tiene 28 años y había sido sondeado por River. Tiene dos años más de contrato en el “Cuervo” pero manifestó su deseo de irse al “Xeneize”, ante la charla que mantuvo con Juan Román Riquelme, compañero suyo en Argentinos Juniors.

El volante debutó en el “Bicho” el 21 de mayo de 2011 en la derrota ante Olimpo por 1-0. Compartió cancha con Román en su última temporada con el equipo de la Paternal.

//Mirá también: Los equipos argentinos que juegan copas no pudieron ganar en la primera fecha de la Liga Profesional

El vicepresidente de Boca incluso anotó dos goles con asistencias de Ramírez en Argentinos.

Después de devolver al “Bicho” a Primera División, el mediocampista nacido en Merlo pasó por Colorado Rapids, Almería, Talleres y actualmente permanece en San Lorenzo.

En el conjunto cordobés mostró su mejor versión y fue donde más jugó. Participó en 70 partidos y marcó nueve goles.

El enojo de Mauro Cetto y San Lorenzo con Juan Ramírez y Boca

“Las puertas están abiertas para el que se quiera ir de San Lorenzo, a un jugador que no se quiere quedar es muy difícil convencerlo, pero las condiciones las ponemos nosotros, no Boca. No nos gusta que nos impongan las cosas”, dijo Mauro Cetto, manager del “Ciclón”.

“Lo que está pasando es un misterio para todo el mundo, sobre todo por las formas y las maneras de manejarse. Nos encontramos con un jugador que no quería jugar y pidió irse por una supuesta oferta de Boca, que nos trajo un problema grande”, contó sobre el trato entre Boca y el volante.

El “Xeneize” ofreció dos millones de dólares por el 60% del pase de Ramírez y San Lorenzo quiere cuatro millones.

“Las charlas con River se hicieron de manera correcta, no de prepo como está haciendo Boca”, firmó Cetto.

Juan Ramírez volvió a entrenar en San Lorenzo

Ramírez volvió a entrenarse con sus compañeros luego de su último faltazo y su postura de no querer jugar ante Arsenal.

Desde San Lorenzo tomaron medidas hasta que se resuelva su situación. Entrenará solo y a contra turno. Con un preparador físico seguirá trabajando sin sus compañeros del “Ciclón.