Ante la invasión al campo de juego de autoridades sanitarias brasileñas con la intensión de llevarse a cuatro jugadores de la Selección Argentina que militan en la Premier League inglesa, un escándalo sin precedentes derivó en la suspensión del encuentro que debían disputar este domingo Brasil y la albiceleste en el estadio Arena Corinthians de San Pablo.

Mirá también: “Bochorno mundial”: los diarios internacionales se hacen eco del escándalo entre Brasil y Argentina

El momento de la suspensión del partido.Sebastiao Moreira | EFE

Si bien lo sucedido entre Brasil y Argentina podría llegar a darle al seleccionado nacional los tres puntos, la resolución del conflicto se demorará y quizá llegue a mediados de 2022.

En ese sentido, desde la FIFA se analiza la quita de puntos para Brasil, además de darle por ganado el partido a la selección argentina. Pero esta resolución deberá tomarla el ente rector del fútbol mundial, y eso mismo podría demorarse y el resultado llegar cuando las dos selecciones nacionales ya estén clasificadas al Mundial de Qatar 2022.

¿Por qué se suspendió el partido?

Cabe recordar que originalmente, el encuentro entre Brasil y la Argentina en San Pablo correspondía a la fecha seis de las eliminatorias CONMEBOL para la clasificación al Mundial de Qatar a disputarse en a fines de año de 2022.

Pero debido a la pandemia por el Covid-19, la fecha se aplazó y se definió para disputarse en el día de ayer. Las restantes selecciones de CONMEBOL pudieron jugar sus partidos. El único suspendido fue el de Brasil-Argentina.

El motivo fue la irrupción de un fiscal de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria Brasileña (Anvisa), debido a la denuncia de que cuatro jugadores argentinos estaban acusados de violar las normas migratorias federales sanitarias en torno a la pandemia.

Esta inesperada y abrupta interrupción, cuando ya se jugaban casi cinco minutos del encuentro, generó sorpresa, tumultos y ocasionó que la selección argentina tuviese que abandonar el campo de juego. “Estamos hace tres días en Brasil, por qué no vinieron antes al hotel”, esas fueron las protestas de Lionel Scaloni, el técnico nacional, ante la situación.

Tranquilidad nacional

Pese a lo confuso y hasta disparatado de la situación, los dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) están tranquilos debido a que se cumplieron los protocolos implementados por CONMEBOL en cuanto a los pasos a seguir para disputar el encuentro.

En ese sentido, el reglamento marca que todos los jugadores pertenecen a una burbuja sanitaria que los hace estar exentos a las reglamentaciones comunes para el resto de las personas.

En un tuit tras el partido fallido, el presidente de la AFA, Chqui Tapia, expresó: “Como presidente de la @AFA, lamento mucho la suspensión de lo que debía ser una fiesta para el fútbol sudamericano. Siempre nos hemos guiado por la legislación sanitaria vigente en @CONMEBOL. Quedamos a la espera de la resolución del Tribunal de Disciplina de @FIFAcom”.

Los jugadores argentinos se retiran hacia el vestuario tras la suspensión del partido.Andre Penner | AP

Saben que fue un error

En Brasil esto lo tienen muy en claro. Incluso el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ednaldo Rodrigues, criticó a Anvisa al decir que se extralimitó accionando de la manera que lo hizo.

“Todos tuvimos un susto y quiero decir que es lamentable. El partido entre Brasil y Argentina despierta el interés de todo el mundo y la CBF no tuvo participación en ningún momento (de la decisión)”, expresó Rodrigues en declaraciones para la televisión. Asimismo, su postura fue apoyada por un comunicado de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Solo resta saber qué decisiones tomará la FIFA ante lo ocurrido, pero claro está de que lo sucedido en el día de ayer fue un escándalo futbolístico mundial que le traerá a Brasil severas sanciones. Todo está por verse.