En el marco de las nuevas restricciones por la llegada de la segunda ola de coronavirus al país, el presidente Alberto Fernández cuestionó a los dirigentes de la oposición y los trató de “imbéciles” y “miserables” por criticar las nuevas medidas impuestas. No obstante, la oposición no tardo en responderle al mandatario nacional y salir al cruce.

// Mirá también: Alberto Fernández cruzó a la oposición por las críticas a las nuevas medidas

El primero, en responder las duras críticas del presidente, fue el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, quien manifestó a través de sus redes sociales: “No podemos tener un Presidente que se enoje y se convierta en barrabrava”.

Mario Negri es pieza clave en la estructura de Juntos por el Cambio en Diputados. (Federico López Claro)

“Si hay una segunda ola no hay que repetir errores del 2020″ indicó Negri, quien sostuvo que “desde JxC hemos dicho es que hay que ser cuidadoso y equilibrado con las restricciones. Alberto Fernández debería dar confianza, no gritar”, sostuvo el diputado.

Otro de los que arremetió contra el mandatario fue el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien dijo: “Viniendo de la máxima autoridad, es penoso para este país. Pero no solo el calificativo, las agresiones, la no aceptación de las críticas, sino la falta de autoridad en la que ha caído por menospreciar la palabra y no ser riguroso en los datos”, señaló.

Alfredo Cornejo, goberandor de Mendoza (La Voz/Archivo).

La autoridad no solo la da el cargo y la posibilidad de firmar decretos y enviar leyes al Congreso, sino el prestigio y la legitimidad del ejercicio de esa autoridad y el Presidente la va perdiendo todo el tiempo”, sentenció Cornejo en diálogo con radio Rivadavia.

//Mirá también: Axel Kicillof afirmó que la suba de casos “no es una ola sino un tsunami” de coronavirus

Por su parte, el ex ministro de Salud Adolfo Rubinstein cuestionó, en su cuenta de Twitter, las medidas anunciadas por el Gobierno y pidió evitar las chicanas. “En todo este mar de incertidumbre y preocupación no hay lugar para chicanas, sobre todo cuando la gestión de la pandemia fracasó estrepitosamente”, afirmó.

Si el gobierno no deja de buscar culpables y se pone a gobernar de manera constructiva, no tendremos mejores resultados que los de 2020”, enfatizó Rubinstein.

En cuanto a las restricciones anunciadas por el presidente, Miguel Ángel Pichetto coincidió con Rubinstein y calificó a las medidas de “tremendamente nocivas” y sentenció: “Van a liquidar al país con las restricciones”.

Por su parte, Fernando Iglesias también le dedicó un tweet al presidente: “No testearon. No tuvieron plan sanitario, económico, ni de vacunación. Prometieron 10 millones vacunados en diciembre y no llegaron ni a la mitad. Se vacunaron ellos antes que el personal de salud. Pero la culpa la tienen la oposición y los argentinos”.

Los exabruptos del Presidente

Este jueves, un día después de los anuncios sobre las nuevas restricciones en el marco de la suba de contagios de coronavirus, el presidente Alberto Fernández disparó contra la oposición por las críticas. Durante una entrevista con Radio con Vos, habló de “imbéciles” y “miserables”.

“Ayer leía un imbécil que me llamaba dictador. ¿Cuál es la dictadura que estoy ejerciendo: cuidar a la gente, decirles que tengan cuidado? ¿Alguien piensa que el que gobierna un país gana haciendo política con la cantidad de contagiados? Hay que ser un imbécil profundo o una muy mala persona”, disparó.

En otro tramo de la entrevista, el mandatario arremetió: “¿Ustedes piensan que yo quiero estar en un país donde la economía caiga, la pobreza crezca y el trabajo falte? Realmente hay que ser muy miserable para inducir a la gente a creer esas cosas”.