La familia del ex presidente Carlos Menem ofrece una recompensa por el histórico anillo de oro y onix que fue robado antes de su muerte cuando el senador se encontraba internado. El dinero sería tanto para quien lo devuelva como para quien aporte información certera para recuperarlo.

En las últimas horas los investigadores realizaron un allanamiento en los domicilios de tres enfermeros que trabajaron en la casa de Menem durante su internación domiciliaria. Si bien no hay detenidos, irán a indagatoria por haber dado domicilios falsos. Según las fuentes policiales, uno de ellos tiene antecedentes por robo.

Denuncian el hurto del histórico anillo de Carlos Saúl Menem.Gentileza

Son varios los indicios que tienen en cuenta los investigadores. Uno de ellos, considerado clave, es que las cámaras de seguridad de la propiedad, ubicada sobre la calle Echeverría al 3500 en el barrio porteño de Belgrano, no funcionaron en ese lapso de tiempo. Ahora, todos son sospechosos.

El hurto del anillo fue descubierto por su enfermero personal cuando Menem, ya internado, pidió mirar fútbol en la clínica. Sus custodios fueron a buscar los anteojos a su casa de Belgrano y cuando abrieron el estuche, el anillo había desaparecido. El enfermero denunció que también faltaba su celular.

En la denuncia, el hombre precisó que trabajaba como cuidador en el domicilio junto a otros tres enfermeros que habían sido contratados de manera temporal por la empresa Swiss Medical. En la casa trabajaban también dos asistentes y dos custodios y al domicilio concurrieron personas contratadas para hacer algunos arreglos.

Denuncian el hurto del histórico anillo de Carlos Saúl Menem.Senadores

La escritora Olga Wornat, quien escribió la biografía de Menem, recordó la historia de ese anillo: “Es el anillo con la piedra negra que le dio su madre antes de morir, y que él nunca se quitó. En rigor, lo perdió en 1989 y Zulemita le mandó a hacer uno igual. Tiene una piedra sagrada con poderes mágicos que perteneció a su tío, un hombre importante de Damasco. Un Akil, la rama aristocrática de la familia”.

Por su parte, el abogado de la familia Menem, Diego Storto, puntualizó: “No lo valuamos en plata. es la historia que tiene ese anillo. Zulemita lo adoraba a ese anillo, le hizo hacer una réplica y le grabó los nombres de sus hijos”.