Marcelo Rodríguez, el presidente de la Unión Argentina de Rugby (UAR), consideró que “fue la semana más difícil” que le tocó vivir, luego de los mensajes xenófobos y racistas que salieron a la luz de Pablo Matera, Guido Petti y Juan Pablo Socino. Asimismo, anticipó que “este mes esto va a estar resuelto” al referirse a sanciones.

En ese sentido, en diálogo con Clarín, Jaime Barba, titular de la subcomisión de Legales y miembro de la comisión de Disciplina de la UAR, informó que es probable que se aplique una especie de “probation” y brinden charlas en los clubes.

Pablo Matera, el capitán de Los Pumas. (AFP) Foto: AFP

“Puede pasar por ahí. Cuando los jugadores declararon y reconocieron el error de los tuits, se manifestaron proclives a reparar de alguna manera participando o sometiéndose a alguno de los programas de Rugby 2030. Son todas las cosas que tuvimos en cuenta para tomar las primeras decisiones de disciplina. Ellos mostraron un genuino arrepentimiento por lo que habían hecho y su vocación de reparar”, explicó Barba.

Sobre las críticas que recibió desde el entorno del rugby, Rodríguez aclaró que llegó a ocupar su lugar “por un proceso institucional, por un proceso que se debe transitar”. Y agregó: “Lo importante es hacer el mejor esfuerzo para hacer la mejor gestión posible y poner al rugby en lo más alto. Por mi cabeza nunca pasó renunciar”.

Al ser consultado sobre la relación con los auspiciantes, Rodríguez reconoció que tuvieron comunicación con todos los sponsors y expresó que “su preocupación era entender cuál era la posición de la UAR respecto de este punto.

Por último el presidente de la UAR se refirió a lo sucedido con el homenaje a Diego Maradona en el partido ante los All Blacks por el Tres Naciones.

“Nosotros elevamos siempre recomendaciones o sugerencias y las decisiones las toma en el momento el vestuario. O sea, los jugadores y el staff. Por la información que obtuvimos los jugadores no fueron participados de esa decisión que fue de Marcelo Loffreda, el manager deportivo. Pero acá tenemos que ser un poco más reflexivos y darnos la oportunidad de escucharnos”, consideró.