Luego del malestar que generaron las decisiones arbitrales en la noche de la Copa Libertadores, Jorge Amor Ameal se manifestó en contra de quienes estuvieron a cargo del duelo entre Boca y Atlético Mineiro.

//Mirá también: Boca-Mineiro: el VAR hizo estallar los memes en las redes

El presidente del club habló con Clarín y comentó su postura sobre los fallos. “Se cometió un error, se perjudicó al equipo y a la gente de Boca Juniors. Lo que nos hicieron contra Atlético Mineiro fue un despojo, no se puede creer”, dijo.

//Mirá también: Emmanuel Mas se despidió de Boca con una carta dedicada a Daniel Angelici, Jorge Ameal y Juan Román Riquelme

“La jugada de Briasco no fue nada. A veces es mancha, pero en este caso, ni siquiera ocurrió eso. El árbitro no tiene autoridad, dijo tres veces que tenía que reanudarse el juego”, comentó sobre la actuación del juez André Rojas.

“¿Y qué tiene que hacer el que está adentro del VAR? ¿Cómo es todo esto? Yo me quedo muy tranquilo porque antes del partido lo había dicho en el canal de Boca. El VAR quita la frescura del fútbol. Todo es rápido, el juego, los goles, ¿cómo no va a haber errores? Pero el VAR va a perjudicar a todos, no solo a Boca..”, reforzó Ameal.

“Evidentemente, no trae soluciones, no lo estoy diciendo ahora que nos pasó a nosotros. En vez de hacerle un bien al fútbol, lo está arruinando. El único VAR que me gusta no es VAR, sino bar, con B larga, y está en la esquina de la Bombonera”, soltó con otro tono.

Nos quitaron tres puntos, pero hay un problema, más allá del arbitraje. Hay un grave error de organización. Nosotros no podemos jugar el primer partido de la temporada por la Copa Libertadores. No puede ser que nos toque jugar contra los brasileños, que no se detuvieron durante toda la Copa América. Y otra cosa: nos faltó la gente. Si hubieran estado los hinchas, no sé si hubiera habido VAR”, cerró sobre lo perjudicado que se vio en su cruce de octavos de final.

Suspendieron a los árbitros involucrados en el partido entre Boca y Mineiro

André Rojas y Derlis López fueron suspendidos por Conmebol “por tiempo indeterminado”.

La organización detalló que el árbitro principal y el asistente del VAR cometieron “errores graves en el ejercicio de sus funciones”.

Fue López quien señaló que el “leve empujón” de Briasco podía “desestabilizar” al rival brasileño. Luego dejó a criterio de Rojas la decisión.