Interpol lanzó este viernes un mensaje de alerta a sus 194 países miembros para que se preparen para una emergencia por la posible actividad delictiva en torno a las vacunas contra el coronavirus, que podrían ser aprovechadas por el crimen organizado.

En una Alerta Naranja, la mayor organización de policía internacional puntualizó el riesgo de que haya falsificaciones, robos y publicidad ilegal de las vacunas contra el COVID-19, que está previsto que empiecen a distribuirse en las próximas semanas. Un riesgo que pone en relación con el “comportamiento criminal oportunista y depredador” que ya se ha detectado en torno a la pandemia.

Interpol

El secretario general, Jürgen Stock, hizo hincapié en que mientras los gobiernos se preparan para lanzar las vacunas, “las organizaciones criminales planean infiltrar o trastocar las cadenas de suministro”. Junto a las vacunas, Interpol considera que los test del coronavirus también serán el objetivo de una producción y distribución paralela de productos no autorizados y falsificados luego de que se restablezcan los viajes internacionales.

Su mensaje de aviso fue dirigido también al público, para que tenga un especial cuidado al conectarse en línea a la búsqueda de medicamentos y de equipamiento médico. Al respecto, se refiere a un análisis de su unidad de delitos cibernéticos en el que se constató que de 3.000 sitios web de farmacias sospechosas de vender productos ilícitos, unos 1.700 utilizaban dispositivos de fraude por Internet, en particular programas de pirateo y de “phising”.

La recomendación de la agencia policial internacional ante el avance de las vacunas es estar alerta y consultar con las autoridades nacionales sanitarias, y seguir los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Interpol

“Las mafias aprovechan momentos de crisis como la pandemia para crecer con la usura o comprando negocios en quiebra por lo que el Estado debe actuar rápido”, alertó el fiscal de la ciudad italiana de Catanzaro, Nicola Gratteri.

“Cuanto más se retrasan el Estado y la Administración Pública al intervenir (con respuestas a la crisis), mayor probabilidad hay de que las mafias puedan comprar todo lo que hay en venta”, explicó en un encuentro telemático con la prensa extranjera en Italia. “En esta carrera las mafias tiene ventaja porque no deben respetar ciertos protocolos, dan el dinero y compran. Mientras que el Estado para dar dinero y ayudas a quien está en crisis necesita tiempo para respetar los protocolos”, sostuvo.