Con el objetivo de evitar que se prorrogue el congelamiento de los alquileres, y la reactivación del ProcreAr, el sector inmobiliario planteó una posible solución: “Proponemos que los inquilinos con necesidades para abonar el alquiler puedan ser asistidos por el Estado Nacional a través de una ‘tarjeta AlquilAR’”, dijeron.

La aprobación la semana pasada de un nuevo registro de propiedades alquiladas generó polémica y revuelo entre los propietarios. Luego, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (CoFeCI) lanzó un comunicado titulado “Los inmobiliarios de Argentina somos parte de la solución” en el que señalan que “la ‘tarjeta AlquilAR’ funcionaría de la misma manera que por ejemplo la tarjeta AlimentAR”.

Polémica por la nueva disposición de registrar los contratos de alquiler.Nicolás Rios | Los Andes

La “iniciativa podría ayudar de manera específica a cada inquilino en situación vulnerable, sin perjuicio de distorsiones en todo el sistema de alquileres”, dice el texto elaborado por CoFeCI durante un plenario realizado en Rosario, Santa Fe.

“En la República Argentina, la pandemia ha transformado la realidad de todos. Los Profesionales Inmobiliarios representados en el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina somos conscientes de que hay personas y familias que viven situaciones delicadas, con pérdidas de la fuente laboral, acumulación de deudas y sin acceder a soluciones reales”, continúa el texto.

“De acuerdo al relevamiento realizado por los distintos Colegios Profesionales, en Argentina, casi el 90% de los inquilinos pagan en término el alquiler, otros lo hacen con retraso y sólo un 5% ha adherido a la propuesta del DNU para prorrogar el pago de sus obligaciones”, continúa.

“Por lo tanto, desde CoFeCI, entendemos que continuar con la prórroga indefinida del DNU con las actuales condiciones establecidas profundiza la problemática de los inquilinos, propietarios e inmobiliarios, generando una incertidumbre angustiante”, expresa.

Los inmobiliarios indicaron en el comunicado que “una medida excepcional para una emergencia no puede prolongarse en el tiempo porque termina resultando contraproducente respecto a los objetivos por los que fue creada”.

Además de proponer la tarjeta “AlquilAR”, el Consejo recomendó “aplicar los programas de financiamiento Ahora 18 y 24 para aquellos inquilinos que hayan generado deudas durante la prórroga del DNU” que congeló los precios de los alquileres.

También propuso, para incentivar la construcción de nuevas vivienda, “la eximición de impuestos nacionales y provinciales a las unidades habitacionales de hasta 60m2 destinadas para alquiler, que se construyan por el término de nueve años”.

Indicó también: “Proponemos que se reactive la entrega de las viviendas de los distintos programas nacionales, como por ejemplo Procrear o similares, que posee miles de unidades habitacionales construidas listas o a terminar para ser habitadas”.

“Esto impactaría de manera muy positiva en las familias que siguen pagando alquiler mientras esperan acceder a la vivienda prometida”, cerró.