Federico Gorsky, integrante de la Red Inmobiliaria Concordia, se refirió al presente de las operaciones de alquiler en la ciudad luego de conocerse el nuevo régimen de registración de contratos de locación de inmuebles de AFIP a partir del cual aquellos contribuyentes que asuman el carácter de locadores o arrendadores en los contratos quedan obligados a la registración de la operación a partir del 1 de marzo.

La medida despertó opiniones encontradas en diversos sectores, sin embargo Gorsky explicó en declaraciones a Río Uruguay que para las inmobiliarias, esta medida “no tiene costo”, porque “en realidad, la obligatoriedad de sellar los contratos siempre estuvo”, detallando que “ahora se lo reglamenta y se lo instrumenta de otra manera, porque aparte de sellarlos hay que notificarlos en la AFIP”.

En relación a la situación particular de Concordia, el operador inmobiliario subrayó que “en cuanto a alquileres habitacionales, de casas y departamentos, la demanda no es mucha, sino que es muchísima”. “El hecho de que no haya créditos para comprar una vivienda, que haya poca capacidad de ahorro en general en la sociedad, hace que sea muy difícil el acceso a comprar una vivienda y no le deja otra alternativa que buscar el alquiler de una propiedad a la gente”, explicó.

Repercusión en el bolsillo del inquilino

Para Gorsky “estas medidas pueden jugar en contra del inquilino, porque pueden trasladarse los valores al precio del alquiler”, dado que “en este momento, hay un decreto por el que no se pueden ajustar los alquileres, que no se puede iniciar un juicio de desalojo, los impuestos que siguen subiendo de forma bastante agresiva”. “Esto hace que los propietarios quieran cubrirse ante todas estas situaciones” y, como consecuencia, “trasladen el precio a un alquiler más alto”, señaló finalmente.