La actividad económica de la Argentina volvió a pisar levemente el freno en marzo, por segundo mes consecutivo, con una caída del 0,2% respecto de febrero, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

//Mirá también: El nivel de pobreza de 2020 fue del 45,3%, según nuevos registros del Indec

El estimador mensual de actividad económica (EMAE) registró un incremento interanual del 11,4% en marzo, pero se debe considerar que en el mismo mes del año pasado hubo once días de confinamiento estricto por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Si se observan los datos desestacionalizados de un mes contra otro, el peor momento fue en abril de 2020, cuando la actividad cayó 17%. A partir de ahí, el indicador empezó a aumentar, pero el ritmo se fue haciendo cada vez más lento.

En enero de este año, la actividad creció 2,2% mensual y en febrero se encendió la alarma por una caída 0,9%. Ahora, en marzo, el indicador volvió a mostrar un freno, con una baja del 0,2%.

El gráfico sobre actividad económica de marzo en Argentina. (Twitter: @INDECArgentina)(Twitter: @INDECArgentina)

En el primer trimestre del año, el EMAE mostró un aumento de 2,4% respecto del mismo período de 2020.

//Mirá también: Indec: al menos 1,4 millones de personas viven hacinadas en la Argentina

El Gobierno destacó que con estos resultados, se acumularon tres trimestres con crecimiento económico en forma consecutiva. Mientras que el alza del 2,4% interanual fue el primer aumento después de seis trimestres en baja.

Respecto de marzo de 2020, ocho de los sectores que conforman el EMAE registraron subas, destacándose el alza de pesca (+59,2), construcción (44,1%) e Industria manufacturera (28,9%).

La industria manufacturera fue además el sector económico de mayor incidencia positiva en el nivel general, seguido por el comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un avance anual del 23,3%.

También crecieron en marzo actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, con un  7,8% interanual; Intermediación financiera, con un 4%; agropecuario, con un 3,9%; y servicios sociales y de salud, con un 1%.

Por otra parte, Hoteles y restaurantes volvió a ser el rubro con mayor caída, con una baja del 22,3% interanual. Administración pública y defensa, planes de seguridad social de afiliación obligatoria descendió 3,4%; y otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales retrocedió 2,8%.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.