El estadio de Wembley vio campeón de la Eurocopa a Italia frente a Inglaterra por tiros desde el punto del penal. Pero tiempo antes de iniciar el partido y tras la consagración, hubo incidentes de todo tipo, incluyendo peleas entre los propios hinchas ingleses.

//Mirá también: Argentina podría enfrentar a Italia por una Copa Intercontinental

La violencia en el fútbol esta vez llegó a Londres, donde los golpes y enfrentamientos a la policía estuvieron a la orden del día. Antes del partido, hubo problemas con la policía en el ingreso al estadio ya que algunos hinchas sin entradas saltaban las vallas y eludían los controles.

La policía intentaba resistir los empujes de la gente, que generó una avalancha que pudo haber terminado en tragedia. Ya dentro de las inmediaciones del estadio, entre el alcohol y el resultado adverso para los ingleses hubo peleas entre los propios hinchas.

Además, emboscaron a los hinchas italianos que salían a festejar una nueva alegría de su selección, a 15 años de la obtención del Mundial 2006 en Alemania, su último título.

//Mirá también: Argentina podría enfrentar a Italia por una Copa Intercontinental

Como en la Champions

Los hinchas ingleses también fueron noticia meses atrás, cuando Manchester City y Chelsea jugaron la final de la Champions League en Oporto, Portugal.

En aquella oportunidad no fueron solo las cercanías del estadio las que sufrieron la batalla campal entre hinchas de los Blues y Citizens, sino que también se enfrentaron en bares, revoleando sillas y lo que hubiera a mano.