Mariano Alberto Martino, martillero de 58 años que estaba desaparecido, fue encontrado asesinado y atado, en el baño de una casa que habia ido a mostrar a clientes, en Hurlingham. Era el titular de Martino Propiedades, y se investiga si se trató de una venganza.

Mariano MartinoTwitter @VazquezFER6

El hallazgo se dio cerca de las 19.30 del jueves en una casa en venta de las calles Delfor Díaz y Villegas de la mencionada localidad. Martino estaba atado de pies y manos cuando su cuerpo fue encontrado.

Por los signos que presentaba el cadáver, se estima que Martino fue asesinado a golpes y atado con precintos plásticos.

Según informó Primer Plano Online, en las cámaras de seguridad de la zona se observa a Martino ingresando a la vivienda junto a una pareja y otra persona, que se retiraron alrededor de dos horas después a bordo del Peugeot 206 de Martino, y del Honda CRV en el que habían llegado.

Pasado el tiempo, su esposa advirtió la ausencia y, al no tener noticias del hombre, revisó sus últimas conversaciones en WhatsApp Web, y así supo que Martino había quedado en encontrarse con una clienta en una casa, pero no tenía la dirección del inmueble, y la mujer en cuestión tenía el teléfono apagado.

Luego, la esposa de la víctima rastreó el teléfono de él y fue guiada, junto a la policía, hasta Moreno, donde encontraron el auto de Martino con las llaves puestas. El celular, la billetera y otras pertenencias del hombre también estaban allí.

Las cámaras mostraron que el auto de la víctima llegó hasta allí conducido por una persona que circuló por por la Autopista del Buen Ayre desde Hurlingham hasta ese lugar.

Poco después el fiscal de la causa autorizó el ingreso a la casa que Martino había ido a mostrar, y ahí fue donde encontraron el cuerpo sin vida del hombre.

Estefanía, la hija de la víctima, dijo a TN: “No lo noté preocupado cuando vino a casa, yo lo vi y te das cuenta de si tu papá está mal o no. No me habló de amenazas, por eso nos sorprende. Pero algo pasó porque no fue un robo, lo mataron, y parece que fue algo pensado. Es raro”.

“Me dijo que estos últimos dos meses se había recuperado laboralmente. Tal vez si le estaba yendo mal, o tenía problemas de deudas, pero no...”, agregó la joven.

Con información de Télam.