A una semana del cierre de listas de los candidatos que competirán en las PASO, el Frente de Todos no confirmó los nombres que encabezarán la lista a diputados nacionales en Buenos Aires, el territorio que implica el 38 por ciento del padrón nacional. Esas incógnitas no reveladas públicamente (adentro algunos dicen que “están resueltas”) y distintas acciones políticas de los últimos días confirman, en cambio, que los grandes tractores de la campaña bonaerense serán la marca del FdT corporizada en Alberto Fernández, Cristina Fernández, Massa y Kicillof, más los planes de vacunación y de obras públicas.

//Mirá también: Alberto Fernández, tras superar los 100 mil muertos por coronavirus: “Hay quienes con esas muertes negocian”

“Todos están acá porque somos el Frente de Todos, el gobierno de todos, y todos hacemos falta, nadie sobra; todos necesitamos del otro y de la otra, unidos”, definió Alberto Fernández. La plegaria a la unidad fue hecha días atrás en un acto en Lomas de Zamora (oeste del conurbano), cuando se anunció un bono jubilatorio extra de cinco mil pesos. En el escenario: El Presidente, Kicillof, el intendente Martín Insaurralde (número dos en la lista para muchos), más Fernanda Raverta y Luana Volnovich, las camporistas a cargo de esos ministerios que son la ANSES y el PAMI.

El presidente Alberto Fernández, acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa (Foto: Presidencia / Archivo)ESTEBAN COLLAZO | La Voz

Dos días después, Fernández volvió a poner en valor la unidad en el distrito Presidente Perón, también en el conurbano, al poner en marcha una planta potabilizadora de agua. Esta vez, el Presidente compartió el escenario con Kicillof, el ministro Gabriel Katopodis y la titular de AySa, Malena Galmarini, referente del Frente Renovador, pata clave en la coalición oficialista. “Gracias, Alberto por invitarme a formar parte de tu equipo”, le dijo Galmarini, refrendando la unidad sellada en 2019. “Siempre le digo a Sergio lo valiosa que sos en la gestión”, le devolvió el Presidente.

La cámara tomó a Massa, sentado en la platea junto a un grupo de intendentes, entre ellos, Insaurralde. La antesala de la campaña bonaerense adelanta la centralidad que tendrá el Presidente y un grupo de actores -que no necesariamente serán candidatos- para las PASO del 12 de septiembre y la generales del 14 de octubre.

El ministro de Obras Públicas (exintendente de San Martín, otro distrito del conurbano), Galmarini y Raverta vienen siendo medidos en la provincia. Igual el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Alberto Fernández ha hecho trascender que los prefiere en el Ejecutivo. Eso le dijo el lunes pasado el a Matías Lammens, cuando acordaron su continuidad en el ministerio de Turismo y coincidieron en que el radical disidente, Leandro Santoro, sea la cabeza de la lista en el distrito porteño.

La platense Victoria Tolosa Paz junto a Insaurralde se ubican arriba de la lista bonaerense, pero nadie los confirmó aún. De ahí para abajo, se especula que Máximo Kirchner, al frente del PJ del distrito, hará valer el peso de la agrupación La Cámpora. El Frente Renovador, los movimientos sociales, intendentes y sindicatos pugnarán por sitios “expectantes”. Cristina Fernández y el Presidente, dijeron a este medio fuentes de la Casa Rosada, tendrán la última palabra. Buenos Aires renueva 35 bancas.

Las incógnitas sobre las candidaturas del oficialismo, contrastan con los nombres pesados que han puesto en juego el PRO y la UCR, con Diego Santilli y Facundo Manes.

Para el analista político y consultor, Gustavo Córdoba, el FdT comete un “error garrafal” al “pararse en la marca como estrategia”.

Pensar que la marca rinde hoy igual que hace dos años es un error. Hoy es ‘marca más personalización del mejor candidato posible’. No es ‘el mejor candidato disponible’. La oposición está poniendo todo. ¿Cuál es la respuesta oficial? Vamos con la marca, como si esta fuese la síntesis de un funcionamiento virtuoso de una coalición político-electoral”, dijo Córdoba en charla con este medio.

//Mirá también: Alberto Fernández sobre los varados: “Les he dicho de mil modos que me ayuden tratando de no viajar”

En la Casa Rosada defienden la estrategia de apostar al “Frente de Todos” como marca. “Ellos tienen que apelar a nombres porque lo que ocurre es que, a diferencia de nosotros, no tienen marca. Antes fueron Cambiemos, se pasaron a Juntos por el Cambio, y ahora en Buenos Aires van como ‘Juntos’. Tienen quemada la marca”, comentó un funcionario nacional.

“Tiran nombres porque no están ordenados”, dicen el FdT. “Uno de los principios de la campaña va a ser ‘la unidad’. Unidad, recuperación económica y vacunación”, sintetizó el funcionario consultado. “Se elige ir con la marca porque FdT da muy por encima de Cambiemos o como se llamen”, completó.

De un reciente trabajo de la Consultora Dicen en la provincia de Buenos Aires, surge que “el Frente de Todos mantiene una ventaja muy amplia cuando se consulta el voto por coaliciones, que se reduce a menos de un 10% cuando se pregunta por candidatos”. Hilario Moreno, director de Dicen, agrega: “Esto se debe a que el FdT conjuga alrededor de 3% más de votos que cualquiera de sus candidatos e, inversamente, que Juntos por el Cambio mide 3-4% menos que los suyos”. Es decir, la marca pesa más que los nombres.

Para Gustavo Córdoba, el contexto diferente al de 2019 “como el de la pandemia, con todas sus consecuencias en el plano económico, social y emocional” incide en el desgaste de la marca FdT.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires