El holandés Max Verstappen (Red Bull) aprovechó el abandono del monegasco Charles Leclerc, cuando éste lideraba, y se quedó con el Gran Premio de España, la sexta prueba del Campeonato Mundial de Fórmula 1, que se corrió en el Circuito de Cataluña.

Después de que Leclerc sufrió fallas en su Ferrari, que lo obligaron a desertar después de estar comandando el pelotón, Verstappen supo capitalizar el abandono de su principal rival en la disputa por el título, para saltar a la cima del campeonato.

“Realmente, es un gran resultado para nosotros. No fue el mejor comienzo, pero nos recuperamos en equipo. Quiero destacar a Checo Pérez, mi compañero de equipo”, comentó Verstappen, quien en la primera parte de la carrera tuvo inconvenientes con el sistema DRS de su auto. A la vez, en referencia a Pérez, quien obedeció el ordenamiento del resultado por parte del equipo. “Es un buen resultado para el equipo. Pero después, tendremos que hablar...”, tiró el mejicano por radio a su escuadra instantes después de cruzar la meta.

Mientras, Leclerc manifestó: “Ha sido una pena lo que ocurrió. Debemos ver bien qué fue lo que exactamente falló en el coche. Teníamos un gran potencial. Todo estaba muy bien. Perdí la posibilidad de sumar buenos puntos. A mirar hacia adelante”. Ahora, el monegasco es escolta de Verstappen en la tabla, a seis puntos (están 110 a 104).

El mejicano Sergio “Checo” Pérez fue segundo, completando un 1-2 del equipo Red Bull Racing, puntero del Campeonato de Constructores, mientras que el británico George Russell (Mercedes) alcanzó la cuarta posición. En tanto, su compañero de equipo y compatriota, Lewis Hamilton, fue quinto, tras superar al local Carlos Sainz (Ferrari), a cinco vueltas del final.

La próxima fecha será el clásico Gran Premio de Mónaco, donde Leclerc será local, el próximo fin de semana.