Eugenio Raúl Zaffaroni, actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se mostró en contra este martes de los pedidos para que el presidente, Alberto Fernández, indulte a varios de los dirigentes sociales y ex funcionarios kirchneristas detenidos y propuso crear una “Comisión de la Verdad” en el Congreso de la Nación para debatir una ley de amnistía.

Exintegrante de la Corte Suprema de Justicia, Zaffaroni tomó distancia del reclamo que en la víspera impulsó Milagro Sala, la detenida referente del movimiento Tupac Amaru, para que Alberto Fernández la indulte a ella y a “todos los compañeros”.

Según la opinión de Zaffaroni sobre este punto, las gestiones deberían encaminarse en el ámbito del Congreso de la Nación “para sacarle de encima la responsabilidad al Presidente”. “No creo que haya que cargar todo sobre el Presidente”, insistió en declaraciones a radio El Destape, para luego sugerir la creación de una “Comisión Parlamentaria de la Verdad”.

El reconocido jurista dijo que ese cuerpo legislativo debe analizar las causas contra dirigentes y exfuncionarios de los gobiernos kirchneristas y promover luego una ley de amnistía. Según aclaró, ese beneficio debería aplicarse en aquellos casos en los que los legisladores determinen que el accionar judicial se enmarcó en el “lawfare”, término con el que se denuncia que durante el gobierno de Mauricio Macri se llevó adelante una “guerra judicial” contra referentes de la oposición.

“Creo que con los representantes del pueblo tendría que componerse una comisión parlamentaria de la verdad y convocar a una serie de personas que son más o menos incuestionables en el país y poner blanco sobre negro: A ver ¿hubo acá corrupción? Si hay alguien que está en curso en esto, que siga la causa adelante, y si esto es lawfare, bueno, establecer cuáles son las características generales del lawfare y sobre esa base hacer una ley de amnistía”, recomendó Zaffaroni.

El juez de la CIDH planteó así sus diferencias con el pedido de Sala, quien la semana pasada afrontó un nuevo revés judicial cuando la Corte Suprema de Justicia ratificó su condena a dos años de prisión por amenazas que le impusieron en la llamada ‘causa de las bombachas’.

Milagro Sala está detenida en Jujuy desde 2016. (Foto: EFE/Edgardo Valera/Archivo)

“Esto de que me vuelvan de nuevo a ratificar la condena a dos años (de prisión) para mi se llama lawfare y no porque me quiera victimizar, simplemente porque se armó la guerra judicial entre el Gobierno nacional y la Suprema Corte”, evaluó Sala.

Este lunes, a la referente social de Jujuy le preguntaron, también durante una entrevista en El Destape, si consideraba justo recibir un indulto presidencial.

En la misma línea se manifestó la abogada y directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort. Dijo que el indulto presidencial debería aplicarse puntualmente en el caso de Sala, condenada a 13 años en la causa ‘Pibes Villeros’ y con prisión domiciliaria.

“Mi pregunta es si hay casos en los cuales no debería revisar su posición: pienso en determinadas situaciones, como la de Milagro Sala, en la cual la Corte juega a la impunidad de no tener que rendir cuentas”, dijo Peñafort en declaraciones a El Destape.

Alberto Fernández prometió que no otorgará indultos

En relación a la figura legal del indulto, su utilización fue varias veces descartada por el propio presidente Alberto Fernández.

“A la palabra le asigno un valor central y yo hice campaña diciendo no iba a dictar indultos y lo voy a cumplir”, afirmó en una entrevista por Radio Con Vos a principios de enero.

El presidente Alberto Fernández. (Archivo)

El indulto para mí es una rémora monárquica que quedó en la Constitución: un derecho que tenían los reyes de perdonar a quien había sido condenado y, en esos términos, se transfirió a la Constitución, con algunas limitaciones. El Presidente puede indultar a los que han sido condenados, por lo tal no borra la condena”, planteó.

Además, el primer mandatario puntualizó que la figura del indulto “es un perdón” y no una revisión del propio Poder Judicial ante irregularidades procesales.

“El indulto es un perdón, y cuando la Justicia actúa, no tengo por qué indultar”, argumentó Fernández y en ese punto remarcó: “Yo le pido a la Justicia que revise lo que pasó en estos cuatro años (2015-2019) porque hay cosas que no están bien”.

También se manifestó contra la aplicación de un eventual indulto el diputado Leopoldo Moreau (FdT-Buenos Aires), quien por el contrario aconsejó insistir con revisiones de los juicios en la Justicia argentina pero también con presentaciones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“No creo ni en la amnistía ni en el indulto. Hay que seguir insistiendo por la vía judicial”, dijo Moreau hace un mes en declaraciones radiales.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.