Luego de atravesar una complicada operación de colon en julio pasado, el papa Francisco se muestra recuperado por completo y, de a poco, va retomando su agenda.

//Mirá también: El papa Francisco contó cómo fue su operación de colon: “Un enfermero me salvó la vida”

Así, esta semana brindó una entrevista a un medio español, la radio COPE, la primera desde su intervención quirúrgica. En esta, habló de todo. Uno de los temas que se animó a tocar, aunque su postura como hombre de la iglesia es más que clara, fue la eutanasia.

La polémica alrededor de esta práctica se reavivó luego de que España aprobara en junio pasado una ley que la habilitaba, pese a la opinión en contra de la Organización Médica Colegial, el Comité Español de Bioética e incluso del Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas.

Lo que no sirve se descarta. Los viejos son material descartable: molestan. No todos, pero vamos, en el inconsciente colectivo de la cultura del descarte, los viejos... Los enfermos más terminales, también; los chicos no queridos, también, y se los manda al remitente antes de que nazcan... O sea, hay una cultura...”, expresó de manera categórica en relación a la eutanasia, y mencionando al pasar también el aborto voluntario.

Además, pidió mirar a “las periferias” asiáticas, por ejemplo, “para irnos más lejos y no pensar que uno está hablando de cosas de acá”. “El descarte de pueblos enteros. Piense en los rohingyas, descartados, gitaneando por el mundo. Pobrecitos. O sea, se descarta. No sirven, no van, no sirven”, dijo.

Y continuó: “Esto influye mucho sobre uno de los dramas de la cultura actual europea, que es el envejecimiento de la población”. En Italia, la edad media de la población es de 47 años.

“En España creo que es mayor. O sea, la pirámide se ha invertido. La cultura demográfica está en pérdida porque se mira el provecho. Se mira al de adelante...¡y a veces usando la compasión!”, subrayó. Sin embargo, aclaró: “La Iglesia lo que pide es ayudar a morir con dignidad. Eso siempre lo ha hecho”.

Su salud y su continuidad

En cuanto a la intervención quirúrgica, detalló que le extirparon “33 centímetros de intestino”, y destacó que fue un enfermero que trabaja desde hace 30 años en el servicio sanitario quien “le salvó la vida”. “Usted tiene que operarse”, le había dicho, a pesar de que los consejos en mayor medida eran tratarse con antibióticos.

El papa Francisco contó detalles de cómo fue su cirugía de colon.(REUTER)

Confirmó que ahora “está muy bien”, lleva “una vida normal” y “puede comer de todo”, aunque todavía tiene que tomar medicación porque, explica “el cerebro tiene que registrar que tiene 33 centímetros menos de intestino”.

Del 12 al 15 de septiembre tiene previsto viajar a Budapest y Eslovaquia, y admitió que quizás en esta primera oportunidad sienta que la operación pueda afectarle. “Quizás en este primer viaje un poco más, porque uno tiene que reponerse del todo, pero al final va a ser igual que los otros”, señaló con tranquilidad.

Por otra parte, agregó que además de su viaje a Glasgow (Reino Unido) en noviembre, para participar en la cumbre del clima, tiene previsto viajar a Chipre, Grecia y Malta. También podría hacer una visita a Santiago de Compostela (España) por el Año Santo Xacoveo, aunque en Europa sólo elige países pequeños.

En cuanto a los rumores de renuncia publicados por un diario ultraconservador italiano, explicó que se enteró “mucho después” y consideró que esa noticia falsa habría salido desde Argentina. “¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia! ¿Qué palabra habrán tomado en mi patria? De ahí salió la noticia”, dijo.

“Y dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza. Delante de interpretaciones que nacen un poco distorsionadas de alguna palabra mía yo me callo, porque aclarar es peor”, sostuvo.

Y concluyó: “Siempre que un Papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”.

Acerca de Afganistán

En otro orden, también hizo referencia a la crisis que se vive en Afganistán a partir de la salida de las tropas estadounidenses y sus aliados de la OTAN. Para el papa, “no se consideró las consecuencias que sufriría la gente”. “Por lo que se ve aquí no se tuvieron en cuenta, parece, no quiero juzgar, no se tuvieron en cuenta todas las eventualidades”, indicó.

//Mirá también: Para el Papa Francisco, en Afganistán, “no se tuvieron en cuenta todas las eventualidades”

Para graficar su opinión, rememoró la frase de Vladimir Putin pronunciada el mes pasado: “Es necesario poner fin a la política irresponsable de intervenir desde fuera y de construir en otros países la democracia, ignorando las tradiciones de los pueblos”.

Asimismo, Francisco pidió a los cristianos de todo el mundo que hagan más “oración, penitencia y ayuno” ante los acontecimientos en Afganistán.

Con información de agencias