En el marco de la segunda ola de coronavirus en nuestro país, el Gobierno nacional dispuso que las ventanillas en los transportes públicos sean trabadas para que no puedan ser cerradas y realizar las “adecuaciones necesarias” para garantizar la ventilación, una medida para contener a pandemia.

// Mirá también: Sergio Berni pidió “tres semanas de verdadera cuarentena” y tildó de irresponsable a la oposición

Luego de una reunión en la sede de Gobierno, en la que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el director ejecutivo de la CNRT, José Arteaga, el ministro de Trasporte, Mario Meoni indicó que la medida se comenzará a aplicar “a partir de que cada una de las empresas pueda ir haciendo las adecuaciones necesarias”.

Un comité de veintiún infectólogos y epidemiólogos recomendó ir a un confinamiento total. (Foto: Presidencia)

“Lo que estamos haciendo son medidas complementarias de fijación de esas ventanillas para que no se puedan cerrar. Directamente que, más allá de la lluvia o no lluvia, queden abiertas de manera permanente”, describió Meoni en Casa Rosada.

En este sentido, señaló que “no es algo que se pueda hacer de manera inmediata, con lo cual estamos trabajándolo. Sí hemos dado la instrucción en ferrocarriles de que permanezcan abiertas las ventanillas todo el tiempo”.

Hay “18 mil unidades de micros funcionando en el Área Metropolitana”, y “alrededor de 200 trenes funcionando todos los días, con una cantidad importante de vagones” que habrá que readecuar, detalló el ministro a cargo de la cartera de Transporte. “Es enfermedad o frío. Entonces, frente a eso habrá que viajar abrigado todo el tiempo. Lo que se busca es la aireación”, añadió.

Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación. (Clarín)

En cuanto al incremento del uso del transporte público tras la vuelta a clases presenciales, Meoni puntualizó: “El incremento en el transporte es de entre 300 mil y 400 mil pasajeros más por día, un 15 o 20 por ciento de la totalidad de los que se mueven” y explicó: “No creo que modifique sustancialmente la cantidad de pasajeros en el transporte, excepto en el horario de la mañana donde tiene algún impacto, no así al mediodía”, explicó el funcionario nacional.

// Mirá también: Carla Vizzotti, sobre el sistema de salud: “No colapsó”

Tras ser consultado sobre la aglomeración de personas en el transporte público, el ministro sostuvo que tiene que ver con “cuestiones imprevistas”, y explicó: “Se producen retrasos involuntarios por toma de ramales, arrollamiento de personas, siniestros viales. Todo eso complejiza todos los días”.

Juntos. Cafiero y Vizzotti, en una foto el 23 de febrero (Télam).

Cabe recordar que este lunes, un grupo de expertos pidió al Gobierno que se analicen las “medidas de cierre con principio y fin” para frenar el número de contagios de coronavirus y sostuvieron que “la segunda ola no es más de lo mismo”, ya que “las nuevas variantes hicieron estragos en otros países”, y alertaron: “Es casi una nueva pandemia”.

Luego de la reunión, que duró cerca de tres horas y se desarrolló de manera virtual, fuentes oficiales afirmaron que “las nuevas restricciones son recientes”, por lo que “los resultados se verán después de 10 días”. “Si no bajamos la circulación de la gente no vamos a bajar la circulación del virus”, subrayaron y precisaron que los expertos solicitan “medidas más restrictivas de circulación en el AMBA y grandes centros urbanos”.

Respecto del uso de las camas de terapia intensiva, en Casa Rosada reconocieron que están analizando “la suspensión de cirugías programadas”, con el propósito de “tener de vuelta las camas de terapia para covid”.

“Hoy tenemos otro contexto. El año pasado las unidades de terapia intensiva estaban a disposición de los enfermos covid. Hoy hay cirugías programadas y aumentaron los accidentes de tránsito, que el año pasado pasado bajado notablemente”, reflexionaron.