Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio envió una serie de preguntas a los encargados de desarrollar y comercializar la vacuna Sputnik V, pero la respuesta desde ese país no fue la esperada.

//Mirá también: Coronavirus: llegaron más de 1,6 millones de dosis de Sinopharm

“Las preguntas presentadas no están dentro del alcance de la autoridad del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya”, fue la respuesta que recibieron los funcionarios opositores.

Habían solicitado información sobre el contrato que el Gobierno argentino firmó con Rusia para recibir las vacunas provenientes de ese país. Si bien esa fue la respuesta del Instituto Gamaleya, desde el oficialismo esperan que sea el Fondo Ruso de Inversión Directa el que responda las 15 preguntas.

La Sputnik V es la vacuna que más se dio en Argentina.

“Las actividades para promover la vacuna Sputnik V en los mercados internacionales, incluido la Republica Argentina, son llevadas a cabo por el Fondo de Inversión Directa de Rusia”, explicaron desde Rusia.

Además, detallaron que ellos se encargan de “la cooperación científica y tecnológica con representantes de países extranjeros que han celebrado convenios con el Fondo para el suministro y/o producción de vacunas”.

Las mismas preguntas fueron enviadas a representantes de la empresa Human Vaccine Limited Liability Company, al Instituto Gamaleya y al Fondo Ruso de Inversión Directa, productora de la vacuna contra el COVID-19.

Qué quieren saber los diputados que enviaron las preguntas

Los diputados opositores pretenden saber cómo fue “la primera oferta de vacunas al Estado Argentino”, y por qué hubo “demoras en el suministro de las vacunas estipuladas en el contrato”. También consultaron si eran sabidas las “dificultades de disponibilidad” del producto.

Preguntaron si hubo “condiciones” por parte de Rusia por fuera del contrato y “cuándo se va a normalizar la entrega para completar los 10 millones de tratamientos previstos en el contrato firmado el 9 de diciembre”.