Momentos después de que el presidente Alberto Fernández asumiera el mandato pró témpore frente al Mercosur, el hombre fuerte del gobierno chavista, Diosdado Cabello trató de “tibio” al mandatario argentino y lo acusó de “hacerse el loco”. En declaraciones televisivas Cabello pidió la liberación de la líder jujeña de la Tupac Amaru, Milagro Sala, quien continúa presa.

Alberto Fernández: tiene la piel delicadita, yo afortunadamente soy libre, señor Fernández. Da tristeza que en escenario donde Venezuela y Argentina iban juntos, ahora la tibieza da por andar separado”, comenzó expresando el miércoles por la noche en su monologo televisivo quejándose de la falta de apoyo que recibe del Gobierno de Argentina.

Diosdado Cabello volvió a criticar al Gobierno argentino

Y continuó diciendo: “Al presidente de Argentina no le gusta que le digan tibio, pero sí le gusta hacerse el loco cuando a Venezuela la llaman dictadura y su canciller (Felipe Solá) cada vez que puede declara contra Venezuela. Ellos saben que aquí no hay una dictadura, aquí ganó un presidente como ganó él allá y nosotros exigimos respeto”, afirmó.

“No se moleste señor Fernández, si usted es tibio asúmase, nosotros en Venezuela somos revolucionarios calientes, hervimos. No andamos con medias tintas ni con si guabineo, aquí en Venezuela, sino sabe lo que es guabineo (dar vueltas) seguro alguien se lo explica”, agregó Cabello, quien el pasado 6 de diciembre fue elegido como diputado en las controvertidas elecciones legislativas.

A principios de diciembre, el hombre fuerte del chavismo recordó: “En 2009 todavía teníamos gobiernos amigos. No digo pueblos; gobiernos. Porque ahí está el pueblo argentino, a quien le mando mi abrazo, mi cariño y mi respeto”, dijo debido a que Argentina acompañaba reclamos en Naciones Unidas contra los abusos a los derechos humanos en Venezuela.

Venezuela

En los últimos días, la fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya dijo que había “elementos suficientes” para abrir en los tribunales de la ONU una investigación contra funcionarios civiles y militares del régimen -lo que puede incluir a Maduro como a Cabello- por crímenes de lesa humanidad. A lo que Alberto Fernández no ha dicho nada.

El mandatario argentino, en la OEA se abstuvo de condenar las elecciones del 6 de diciembre, lo que para sectores en Argentina fue no condenar a Maduro, pero para el chavismo sí fue criticarlo.

Este miércoles, Caracas esperaba que Fernández pidiera la vuelta de Venezuela al Mercosur, pero el argentino se ocupó de pedir la inclusión de Bolivia como miembro pleno, pero no de Caracas. Cabe recordar que Venezuela fue suspendida del bloque en 2017 por hechos ligados a las violaciones a los derechos humanos.

“Milagro Sala está presa todavía, vale. Cuatro años con Macri y uno con el señor Fernández, y no pasa nada en la justicia argentina”, señaló Cabello en coincidencia con el cristinismo, que pide su liberación. Para el caso, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, acaba de visitarla generando sorpresa interna entre su propia fuerza.