Dirigentes de Juntos por el Cambio calificaron este lunes como “contradictorio” el llamado a la unidad formulado por el presidente Alberto Fernández durante el discurso con el que dejó inaugurado el 139º período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.

Desde la oposición replicaron los cuestionamientos del primer mandatario a la gestión de Mauricio Macri y señalaron la falta de “autocrítica” y de “un plan a futuro” que permita acelerar la reactivación económica en medio de la pandemia de coronavirus.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, consideró que el primer mandatario “debería hacer un mea culpa alguna vez” y opinó que su mensaje demuestra “una realidad de un país que no es el nuestro”.

“Después de escuchar su discurso no puedo quedarme callada. Fueron casi dos horas de acusaciones por un lado y de imágenes de un país que no es el nuestro, por el otro. Relea su discurso, Presidente. Debería hacer un mea culpa alguna vez”, escribió en su cuenta de Twitter la exministra de Seguridad del macrismo.

El jefe de los senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, expresó que escuchó “con mucha preocupación” el discurso porque las expectativas, dijo, “estaban centradas en conocer el programa económico a futuro y el plan integral de vacunación, pero esto no sucedió”.

“La verdad es que dedicar 1 hora 30 minutos al pasado y a echar culpas sin asumir que hubo un año de gestión y no ofrecer una previsibilidad mínima genera una enorme incertidumbre”, por lo que se nota “una decepción de la sociedad y una gran preocupación desde la política”, agregó.

Para el jefe de los diputados de JxC, Mario Negri, el discurso del Presidente fue “chato, cargado de incertidumbre, bajo de vuelo y sin nada de futuro”.

“Eso sí, vino a hacerse aplaudir anunciando una denuncia penal por el endeudamiento contra el expresidente Macri”, sostuvo, y agregó que “luego de un año de incertidumbre y dolor el Presidente debía hacer un discurso para hablarle a la Patria, para señalar un rumbo, pero lo que vino a hacer no fue a hablarle a la Patria, sino a rendirle cuentas al Instituto Patria”.

El presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, lamentó que el jefe del Estado “haya perdido la posibilidad de llamar a la unidad nacional en este momento tan difícil”, y que en cambio haya pronunciado un “discurso negacionista de sus errores, cargado de chicanas políticas y sin ninguna autocrítica”.

“Fue el discurso de un panelista de chimentos, no de un hombre de Estado. Empezó hablando de unidad y reconociendo errores pero acto seguido, como de costumbre, justificó lo injustificable, el aislamiento, el cierre de escuelas y el deficiente manejo de la economía”, destacó.

Para el presidente del PRO en el Senado, Humberto Schiavoni, el mensaje de Alberto Fernández dejó “frustración” ya que fueron “dos horas de discurso en el que lo que le interesa a los argentinos estuvo ausente” que es “cómo va a solucionar los efectos de la pandemia y cómo se va a vacunar a la gente”.

El senador Esteban Bullrich, exministro de Educación del macrismo, expresó: “La mentira y la descalificación hacia el que piensa distinto no es el camino para que nuestro país salga adelante. No es así como se gobierna”.

“Hay que trazar un rumbo y ser ejemplo”, acotó y acusó al jefe del Estado de “mostrar su peor cara: el ataque a la oposición y a la justicia y el uso de la mentira como argumento”.

Con información de Télam