A diez días del colapso que conmociona a Miami, este domingo por la noche se llevó a cabo la demolición de la parte del edificio del complejo Champlain Towers que todavía permanecía en pie, ante el riesgo latente de un nuevo derrumbe por la llegada de la tormenta tropical Elsa a Florida.

//Mirá también: Derrumbe en Miami: un socorrista encontró el cuerpo de su propia hija

Las autoridades locales temían que el resto del edificio se desplomara, poniendo en peligro a los rescatistas. Esos temores se agravaron por la llegada de la tormenta tropical Elsa, prevista para el martes en Florida.

“La demolición en sí se limita al área inmediata alrededor del edificio”, había advertido el domingo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine-Cava, durante una rueda de prensa citada por la agencia AFP.

“Destruir este edificio, dado que se avecina una tormenta e íbamos a tener que hacerlo de todos modos, es prudente”, dijo el sábado el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

La búsqueda de víctimas había sido suspendida el sábado para preparar la demolición, con un saldo provisorio de 24 muertos y 121 desaparecidos.

Así fue la demolición total del edificio colapsado en Surfside, Miami.CHANDAN KHANNA | AFP

La mayor parte del edificio Champlain Towers South se derrumbó en las primeras horas del 24 de junio, en una de las mayores catástrofes urbanas de la historia de Estados Unidos.

Búsqueda contrarreloj

El presidente Joe Biden visitó la escena el jueves último y se reunió con familiares de las víctimas, que improvisaron un memorial sobre una malla de metal cubierta de fotos de los muertos y desaparecidos y decorada con flores y velas.

Los equipos de rescate que llegaron momentos después de la caída del edificio ayudaron a evacuar a decenas de residentes y sacaron vivo a un adolescente de entre los escombros, el único sobreviviente a pesar del despliegue de perros rastreadores y grúas para levantar escombros.

Entre los desaparecidos figuran decenas de latinoamericanos originarios de la Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Uruguay.

El cuerpo de la fotógrafa Graciela Cattarossi, de 48 años, fue uno de los dos rescatados el sábado entre los escombros del edificio Champlain Towers, con lo que son ocho los argentinos que aún permanecen desaparecidos.

Stella junto a su mamá, Graciela Cattarossi.Infobae

Cattarossi vivía en el edificio junto a su hija Stella, de 7 años, cuyo cuerpo fue rescatado el jueves por su propio padre, que es bombero.

Los padres de la fotógrafa, que vivían con ella y su hermana Andrea, que se hallaba de visita, continúan desaparecidos.

En el momento del derrumbe también compartía el departamento una tía de Stella, Andrea Cattarossi, también de visita en Miami, que vivía en la Argentina y tenía tres hijos.

Aunque se planteó la hipótesis de una falla en el mantenimiento del edificio, no se tiene aún una respuesta clara sobre la causa del derrumbe.

Rescatistas continúan con los trabajos de búsqueda de sobrevivientes en el edificio derrumbado de Surfside, Miami.Joe Skipper | Reuters

“No tenemos pruebas sólidas de lo que sucedió”, dijo Biden el jueves, y señaló que existen “una serie de interrogantes”.

//Mirá también: “Este edificio se está partiendo”: la premonición de una mujer cubana que sobrevivió al derrumbe en Miami

Entre ellas, mencionó el mantenimiento y la estructura del edificio, las obras de construcción cercanas y la crecida de las aguas.

Un informe de 2018 publicado por funcionarios de la ciudad había revelado temores de “daños estructurales importantes” en el complejo, desde la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina hasta columnas y vigas en el estacionamiento.

Con información de Télam.