El catarí Nasser Al Attiyah (Toyota), vencedor de la segunda etapa del Rally Dakar en la categoría de coches, reconoció que atacó “al máximo” para tratar de reducir diferencias en la general con respecto al francés Stéphane Peterhansel y al español Carlos Sainz, compañeros en el equipo X-Raid Mini JCW.

Después del retraso de ayer, en la primera etapa, el tres veces ganador del Dakar fue el más rápido este lunes, en la sección selectiva que llevó a los competidores de Bisha a Wadi Ad Dawasir (457 kilómetros cronometrados).

La Hilux de Al-Attiyah, avanzando en las dunas del desierto saudí, durante este martes.

Para ganar, Al-Attiyah cumplió con la estrategia que se había planteado. “Hemos atacado al máximo y todo resultó muy bien. No hemos cometido ningún error en ningún momento. Mathieu (Baumel, el copiloto) ha realizado un trabajo excelente y podemos estar contentos. Es un buen comienzo de rally”, remarcó el catarí, que en la clasificación general ahora es tercero, a 9 minutos y 14 segundos de Peterhansel.

Al-Attiyah, que partía en décima posición esta mañana, ganó la etapa con una diferencia de 2 minutos y 35 segundos sobre Peterhansel. A su vez, Monsieur Dakar, vencedor de 13 ediciones del famoso rally-raid, precedió en 7 minutos a Carlos Sainz, tercero, y ascendió hasta lo más alto de la general.

Sainz, que perdió el liderazgo del rally en esta jornada, explicó que sufrió problemas de potencia en el motor de su Mini durante la última parte de la etapa; y que además, cometieron con su navegante un error en la orientación. “En los últimos cien kilómetros, hemos tenido un problema de encendido del motor, que perdía mucha potencia”, comentó el español.

En Motos, el también español Joan Barreda (Honda) es el nuevo líder; el torreblanquino, que en la víspera perdió más de 15 minutos, arrebató este lunes la punta al australiano Toby Price (KTM), al dominar de principio a fin la exigencia y aventajar al estadounidense Ricky Brabec (Honda) y al chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), por 3 minutos y 55 segundos y por 6 minutos y 2 segundos, respectivamente.

Joan Barreda consiguió su 25a victoria de etapa en el Dakar, igualando a su compatriota Marc Coma.

Barreda sumó así su 25a victoria de especial en un Dakar e igualó a su compatriota Marc Coma en la cuarta posición de la clasificación de número de triunfos de etapa en Motos. En el acumulado de tiempos, el piloto de Honda manda con 6 minutos y 23 segundos de diferencia respecto de Ricky Brabec, su compaañero de escuadra y vencedor el año pasado; y con 6 minutos y 37 segundos sobre el botsuano Ross Branch (Yamaha).

”Después del día duro de ayer, con los problemas que tuve en la primera parte, hoy tenía que salir a darlo todo. Sabíamos que era peligroso y que teníamos que controlar, pero hemos mantenido la calma en las situaciones más complicadas y, al final, ha sido una muy buena etapa”, comentó Barreda.

El mejor argentino de la general de Motos es ahora Luciano Benavides (Husqvarna), séptimo, a 9 minutos y 7 segundos de la punta. Su hermano Kevin, que ayer logró quedar segundo tanto en la etapa como en el acumulado, cedió bastante terreno hoy y cayó al decimotercer puesto, a 15 minutos y 4 segundos. Por su parte, Franco Caimi (Yamaha) es 21°, a más de 27 minutos.

Mientras tanto, en Cuatriciclos, el ganador del día fue el argentino Pablo Copetti (Yamaha), quien de esa manera se colocó en la tercera posición de la clasificación general. El piloto cordobés, que compite bajo licencia estadounidense, logró su cuarto triunfo de etapa en el rally Dakar, tras los conseguidos en 2012, 2016 y 2017.

Copetti, nacido en la provincia de Córdoba, está compitiendo con licencia de Estados Unidos en esta edición. El motor de su Yamaha fue preparado por Berta.

Copetti alcanzó la meta con un neto de 5 horas, 33 minutos y 50 segundos, superando por 63 segundos al chileno Giovanni Enrico. En tanto, el francés Alexandre Giroud continúa al frente de la general, ahora con un margen de 1 minutos y 9 segundos sobre Enrico y 1 minuto y 40 segundos sobre Copetti. Los también argentinos Nicolás Cavigliasso y Manuel Andújar completan los mejores cinco, en ese orden.

En Camiones, Kamaz continúa al frente. Dmitry Sotnikov se llevó la segunda etapa y se afirma en la tabla general. Ayer, el piloto ruso había abierto el rally imponiéndose en la exigencia del día.

Mientras, el estadounidense Seth Quintero, de 18 años, marcó el hito de ser el piloto más joven del Dakar en ganar una etapa, al dominar la jornada en la categoría de vehículos ligeros o buggies livianos (reglamentariamente denominada como “T3″, y que enmarca a UTV prototipos). En la general, se mantiene primera la española Cristina Gutiérrez. En tanto, en los UTV de serie preparados para competición (”T4″), ganó hoy el local Saleh Alsaif, mientras que el chileno Francisco Chaleco López se encuentra al topo de la general.

Mañana martes, la tercera etapa constará de 630 kilómetros, de los que 403 serán de especial o sección selectiva, con salida y llegada en Wadi ad Dawasir.