Mientras por momentos el Gobierno tuvo el plan de vacunación andando, pero con pocas vacunas que aplicar, actualmente se da la situación inversa. Con cada vez más dosis ingresando a la Argentina, el stock de vacunas sin aplicar continúa creciendo. Y para esta semana se espera la llegada de unas cinco millones de dosis más.

//Mirá también: Coronavirus: un informe constata que de marzo a mayo se acumularon millones de vacunas sin aplicar en Argentina

Si bien Argentina tuvo picos de aplicación de más de 350.000 dosis en un día, o el 4 de junio aplicó 389.924 vacunas en 24 horas, después de algunos días la velocidad se aplacó.

Vacunatorio del Comedor Univesitario. Campaña de vacunación contra el Covid.Nicolas Bravo | La Voz

Después de un tiempo, las aplicaciones diarias bajaron a menos de 300.000 por día, e incluso hasta menos de 100.000 diarias por momentos.

Este déficit en la aplicación de las vacunas, que ya se pidió a las provincias que intenten revertir, se da justo en un momento crucial ante la potencial llegada de la variante Delta al país, con su mayor contagiosidad y letalidad. Y los expertos coinciden: la mejor forma de hacerle frente es con la mayor cantidad posible de segundas dosis aplicadas.

¿A qué responde esta acumulación del stock? Por un lado, el más obvio, es que mientras cada vez llegan más vacunas, la aplicación de las mismas no sigue el ritmo, e incluso se hace más lenta que en otros momentos. Las marcas más bajas de junio se registraron en días domingo: el 13 de junio, con 79.981 dosis; y el 20 de junio, con 98.114.

Mientras, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires optó por avanzar en completar los esquemas de vacunación de los más mayores y grupos de riesgo, antes de continuar avanzando con las primeras dosis de la población más joven.

//Mirá también: Vacunación en la Ciudad: ya se inscriben mayores de 40, pero los menores tendrán que esperar

Así, en el distrito, el 28% ya recibió sus dos dosis. A nivel nacional sólo está por encima la provincia de La Pampa, con el 33%. El promedio del país es más modesto: 24%.

En la provincia de Buenos Aires, por otro lado, vacunan desde este miércoles a todos los mayores de 50 y personas de riesgo, sin turno previo.

El stock de 4,5 millones de dosis es la foto de la última actualización del Monitor Público de Vacunación. Sin embargo, si se calcula por promedio de los últimos 7 días, la cifra trepa a 5 millones. Es llamativo, además, cómo ha crecido ese número: el 27 de mayo el stock promedio semanal era de 2,5 millones de dosis. En un mes se duplicó.

El avance de la vacunación

En Argentina, la curva del stock de vacunas había empezado a caer, pero volvió a repuntar a medida que fue bajando el ritmo de aplicación de vacunas.

Y ¿cómo está Argentina en comparación a otros países? En el país la proporción es de 0,55 dosis cada 100 personas. En Brasil, 0,58; en Colombia, 0,64; en Chile, 0,8; en Uruguay, 0,97; en Canadá 1,36. Bolivia, Perú, Ecuador y Venezuela se ubican por debajo de nuestro país, siempre según números del sitio Our World in Data.

La pregunta evidente es para qué sirve tener más vacunas en el país si no se las aplica lo suficientemente rápido.