El Gobierno italiano decidió restringir la movilidad de los ciudadanos durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, como parte de las medidas para combatir la propagación del covid-19. Así, entre el 21 de diciembre y el 6 de enero de 2021 estará prohibido trasladarse de una región a otra, salvo por motivos de salud o laborales.

Coronavirus en Italia (Mourad Malti Touati/EFE/EPA)

Italia está dividida en 20 regiones que han sido clasificadas con colores según tres niveles de riesgo de contagio: alto, intermedio y moderado. Los viajes a las regiones de contagio algo (rojas) ya estaban prohibidos.

Los viajes a las regiones con una situación epidemiológica grave, clasificadas rojas, estaban prohibidos.

Ahora, los días 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero, no se podrá desplazarse fuera del propio municipio, salvo por motivos de salud y laborales.

Italia, el primer país afectado por el coronavirus en Europa, ha registrado hasta ahora más de 57.000 muertes y el gobierno teme una tercera oleada después de las vacaciones si no se toman medidas estrictas.

El pico del segundo brote parece que se ha superado sin llegar a confinar a todo el país.

El jefe de gobierno, Giuseppe Conte, deberá firmar durante la jornada un decreto-ley más detallado en el que, según los medios italianos, deberá renovar el toque de queda vigente a partir de las 22 horas locales.

Hasta ahora los restaurantes y bares pueden abrir hasta las 18 locales, mientras que los cines, teatros y salas de conciertos permanecen cerrados.

Según filtraciones de la prensa, el gobierno va a introducir una cuarentena para los italianos que provengan del extranjero durante las fiestas de fin de año y va a anunciar el cierre de las pistas y estaciones de esquí.

Con información de AFP.