Racing Club empató 1-1 ante San Pablo, de Brasil en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América. El partido se juegó en el estadio Cícero Pompeu de Toledo, conocido como Morumbí, con el arbitraje del colombiano Jhon Ospina,

//Mirá también: Eurocopa: Chiellini mufó a Saka en el último penal de Inglaterra con el “Kiricocho”

El equipo brasilero se adelantó en el marcador luego de un error del arquero Arias y la ventaja que tomó el jugador Bueno del San Pablo. El delantero, que había ingresado minutos antes, facturó luego del fallo del capitán de Racing, que no pudo embolsar el balón tras el centro, y puso en ventaja a San Pablo.

Pero antes de que termine el primer tiempo, Enzo Copetti se las ingenió y clavó un golazo desde afuera del área para poner el empate parcial antes de finalizar el primer tiempo. En la última jugada del primer tiempo, el delantero se las ingenió para encontrar el hueco, sacar un remate de derecha inatajable para Volpi y poner el 1-1 ante San Pablo.

En la segunda mitad, el guión no cambió: Racing, dueño de la posesión y Sao Paulo, a la expectativa. A Crespo no le gustó y buscó más protagonismo en el ataque con la entrada de Gabriel Sara y el mediapunta argentino Martín Benítez.

De poco sirvió. El conjunto argentino siguió manejando el partido a su antojo. Martínez volvió a intentarlo desde fuera del área, pero esta vez se topó con Volpi. En la recta final, Mena pudo consumar la remontada en territorio brasileño, pero el lateral chileno, libre de marca y con toda la portería para él, mandó su cabezazo a las nubes.

Benítez, que se convirtió en el mejor de los locales, golpeó con efecto desde muy lejos para el Sao Paulo, si bien Arias, héroe y villano para Racing, evitó el tanto con otra buena estirada.

La revancha entre ambos equipos se jugará en Buenos Aires, en el estadio Juan Domingo Perón el próximo martes 20 de julio desde las 21.30.

El vencedor de esta llave se medirá en cuartos de final con el ganador del cruce entre Universidad Católica de Chile y Palmeiras, de Brasil, que jugarán el partido de ida este miércoles en el estadio San Carlos de Apoquindo, en Santiago.