Un aumento de los combustibles del orden del 1,2% sorprendió a los automovilistas en medio del fin de semana largo. El retoque a los precios de las naftas y el gasoil es el quinto desde que empezó el año.

Operadores de estaciones de servicio aseguran que no se aplicó en todo el país. Las petroleras, por su parte, no confirman una suba generalizada y hablan de cambios en algunas regiones.

Guillermo Lego, gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina, confirmó el nuevo aumento. “La nafta aún no aumentó en todos lados, por ejemplo todavía no en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Sí, en el interior. El incremento es del 1,2% aproximadamente”, señaló el dirigente.

La nafta super en las estaciones de servicio de YPF de Capital Federal, precio piso del mercado, parte desde los $ 74,60 este lunes, mientras que el gasoil se ofrece desde los $ 70,20 el litro. La nafta premium, mientras tanto, está en $ 85,70 y el gasoil premium, a $ 82,40.

La nafta super en las estaciones de servicio de YPF de Capital Federal parte desde los $ 74,60.Orlando Pelichotti / Los Andes

Según Lego, “van cinco aumentos en el año y hay subas programadas hasta mayo. De aquí a ese mes, los combustibles subirán del 5 al 6%”, adelantó.

Con el incremento de este fin de semana, ya son dos los ajustes que se aplicaron solo desde que empezó febrero. El incremento anterior se había aplicado el 2 de febrero y fue de entre 1% y 1,9%. Involucró a todas las petroleras que operan en el mercado local.

Ese ajuste estuvo motivado por las subas en los precios del bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar y de maíz y del biodiesel, que autorizó la Secretaría de Energía.

El Gobierno ya oficializó otra suba para el 15 de marzo.Orlando Pelichotti / Los Andes

Asimismo, el Gobierno oficializó otra suba para el 15 de marzo. El gravamen debería actualizarse en proporción a la inflación acumulada durante el último trimestre de 2020.

Lego comentó que las subas son consecuencia de que “las empresas dicen que tienen que recomponer sus costos, pero también porque aumentó el barril de crudo y ahí las petroleras aumentan”.

“Al tipo de cambio oficial, un barril salía $ 4.300. Ahora sale $ 5.400. Entonces, las petroleras plantean: aumenta la materia prima y hay que subir los precios en surtidos”, aseguró el dirigente empresario.

El consumo de naftas se encuentra 12,7% por debajo de los niveles prepandemia, mientras que el de gasoil, vinculado a la actividad agropecuaria y al transporte, se halla un 9,7%.