El director del Banco Nación, Claudio Lozano, se mostró a favor de la acción anunciada por el presidente Alberto Fernández de auditar e investigar judicialmente el acuerdo con el FMI firmado por el Gobierno de Mauricio Macri.

“Es muy importante porque comienza a trazar un límite para terminar de una vez por todas con la impunidad que ha existido en la Argentina para endeudar al Estado a diestra y siniestra desde la dictadura militar para aquí”, sostuvo Lozano.

Y agregó: “Es muy importante vincular esto con la discusión con el Fondo Monetario, ya que se violaron todas las normativas nacionales en materia administrativa, jurídica y constitucional para que el préstamo sea absolutamente ilegal”. “Este crédito es irregular por donde se lo mire”, enfatizó.

El crédito “tiene una magnitud que nunca podría haber recibido nuestro país, en donde se establecieron vencimientos en el periodo 2021-2024 que jamás Argentina podría cumplir”, sumó.

“Recibimos, entre junio de 2018 y julio de 2019, 44.900 millones de dólares, de los cuales se fugaron 36.000 millones sin que el Fondo hiciera absolutamente nada, aunque tenía una oficina en el Banco Central y sabía perfectamente todo lo que ocurría”, dijo Lozano a El Destape Radio.

“El Fondo violó todas las normas de su funcionamiento y este crédito se otorgó exclusivamente para sostener y garantizar la reelección de Macri”, añadió.

“Argentina debiera llevar estos elementos a las Naciones Unidas, mandante del FMI, para mostrar de manera indeleble que el Fondo no cumplió con las funciones que le corresponden y que es corresponsable, junto al Gobierno de Macri, de la crisis de nuestro país”.

“Si el Fondo nunca hizo una quita de capital, pues aquí la tiene que hacer, y debería estar en relación con la magnitud de la fuga que posibilitó el ingreso del préstamo”, agregó.

“Si se fugaron 36.000 millones de dólares de los 44.000 que ingresaron, hay una pauta de lo que el Fondo debe reducir, de la magnitud que debiera reducir respecto a aquello que salió de la Argentina”, precisó.

“Debe quedar claro que si el Fondo normalmente interviene en la política económica de los países para llevar adelante el otorgamiento de un financiamiento, en este caso no debe intervenir en la política interna de la Argentina habida cuenta de que sus recomendaciones no han tenido otro correlato que no sea el agravamiento y profundización de la crisis de nuestro país”, completó Lozano.

Y finalmente aseveró: “Hay que ponerle un fin a la impunidad de endeudar al Estado que sistemáticamente en la dictadura, en la etapa de (Carlos) Menem y luego, en la de (Mauricio) Macri, fue llevada adelante en muchos casos por los mismos funcionarios”.

Con información de Télam.