El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, pidió este miércoles a sus pares de todas las provincias en una reunión del Consejo Federal de Educación que no determinen la suspensión de las clases presenciales en forma masiva ante la segunda ola de la pandemia y que trabajen en forma focalizada para restringir la presencialidad solo en casos de necesidad inevitable.

//Mirá también: Nicolás Trotta aseguró que se mantendrá la presencialidad en las escuelas

Al exponer ante los ministros, Trotta dijo que en aquellas zonas donde la situación es de mayor complejidad, se puede “restringir aún más la presencialidad que hoy es administrada, alternada para aportar a la baja de circulación”. Y agregó: “Pero el objetivo tiene que ser no suspender las clases ya que es en los ámbitos sociales no protocolarizados donde se producen los contagios”.

Trotta receptó el consenso entre las 24 jurisdicciones sobre esos ejes de acción, antes de que se abordara el estado de situación de cada uno de los distritos, con lo que finalmente se escribirán las conclusiones del Consejo Federal de Educación que se dará a conocer en las próximas horas.

Nicolás Trotta, ministro de Educación. (La Voz / Archivo)

Este encuentro es clave para el Gobierno nacional y para las administraciones provinciales, porque un consenso amplio sobre lo que hay que hacer con las escuelas y colegios ante el impacto de la segunda ola de la pandemia de Covid-19 fortalecerá a las autoridades ante la presión de algunos gremios, en algunas jurisdicciones, para cerrar los establecimientos de inmediato.

En la primera hora y media que comenzó a las 10, también hubo consenso en darle a la escuela un tratamiento como “espacio priorizado”. Esto es: si es necesario por criterio epidemiológico, se avanzará en el cierre de otras actividades que no están ligadas en forma directa a la educación de los alumnos.

El funcionario nacional refrescó en el encuentro datos que ya les había presentado a los ministros sobre relevamientos que se hicieron para medir la cantidad de contagios en la comunidad educativa. El Gobierno nacional hizo un muestreo representativo del universo del sistema educativo de todo el país a través de la plataforma Cuidar Escuelas.

//Mirá también: Nicolás Trotta apunta a mantener la presencialidad pero “cuidando los protocolos”

La muestra analizada, que corresponde a 5.926 establecimientos activos, a los que asisten un total de 1.429.190 estudiantes matriculados y 214.850 docentes y no docentes, evidencia que la incidencia en el sistema educativo es baja: sobre el total de estudiantes matriculados 2021 representa un 0,12 % y un 0,79 % del cuerpo de directivos, docentes y auxiliares.

Por otro lado, de acuerdo con los datos relevados sobre la población de estudiantes y de docentes y no docentes que asisten de manera presencial, los porcentajes varían al 0,16 y al 1,03 % respectivamente.

Según Trotta, para el gobierno de Alberto Fernández es “fundamental” ante la segunda ola y tras un año en el que hubo clases sólo de manera virtual el 95% del tiempo, poder “sostener la definición política y social de priorizar la presencialidad cuidada y del análisis de la evidencia, sostener los protocolos vigentes y no avanzar en ninguna instancia que implique relajar los cuidados en el marco del sistema educativo”.

¿Qué dicen los expertos?

En la víspera, Trotta, la secretaria de Acceso a la Salud de Nación, Sandra Tirado, y especialistas, debatieron sobre diferentes dimensiones de la “presencialidad cuidada” en las instituciones educativas; respondieron consultas de familias y docentes de forma virtual; y compartieron distintas miradas y consejos para que “las aulas continúen siendo un lugar seguro a través de la aplicación de protocolos y la restricción de las actividades sociales fuera del ámbito escolar”, según informaron fuentes oficiales.

Entre los especialistas estuvieron Ángela Gentile, Infectóloga pediatra, epidemióloga Jefa del Departamento de Epidemiología - Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; Rosa Bologna, jefa del servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan; Omar Tacacco, presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría; y Gabriela Bauer, directora de Salud Perinatal y Niñez del ministerio de Salud de La Nación.

Los cuatro expertos acordaron que la presencialidad en las aulas es segura con la aplicación de protocolos y que las escuelas deben permanecer abiertas para garantizar los aprendizajes y contener el impacto subjetivo de la pandemia. “Frente a las presencia de síntomas en las chicas y chicos, es importante que no asistan a la escuela”, dijo Bauer y enfatizó: “Es el momento para priorizar la escuela sobre otros eventos sociales. Cada evento que se evita restringe la circulación del virus”.

¿Qué pasa con los docentes que aún no están vacunados? Según Gentile, “si un docente no está vacunado pero sigue todo los protocolos puede realizar las tareas diarias de forma cuidada y en el caso que haya recibido la vacuna, debe continuar con los cuidados”.