Facundo Amendolara, el oficial de la policía bonaerense que le disparó a Chano Charpentier, se reunió este jueves con su par Luis Chocobar, condenado a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado a ejercer sus funciones por cinco años por el Tribunal Oral de Menores N° 2 después de disparar por la espalda y matar a Juan Pablo Kukoc, quien había apuñalado a un turista estadounidense.

// Mirá también: Chano Charpentier continúa estable, le sacaron los sedantes y despertó

De la reunión también participaron el abogado de Chocobar, Fernando Soto, y otros dos letrados, Martín Sarubbi y Ricardo Galeano, que lo asesorarán en la causa.

“Sé lo que estás pasando. Te vamos a apoyar para probar que obraste en legítima defensa”, contó Soto a Clarín que le dijo Chocobar a Amendolara.

El oficial subayudante de la policía bonaerense, de 27 años, fue “imputado de hecho” por la fiscalía que investiga la causa de Chano Charpentier.

Amendolara, el policía que le disparó a Chano Charpentier(Web)

El episodio sucedió pasadas las 23 del domingo pasado, en la casa de “Chano” (39), cuando a pedido de su madre llegó un equipo médico con intenciones de internar al músico, quien estaba bajo un cuadro de exaltación.

Ante esta situación, de acuerdo a los testigos, el exlíder de Tan Biónica se violentó, atacó a su madre y presuntamente quiso apuñalar con un cuchillo largo y aserrado, como los utilizados para cortar pan, a uno de los tres policías que arribó al lugar, quien le efectuó un disparo en el abdomen a raíz del cual debieron extirparle el bazo, un riñón y parte del páncreas.

“Vamos a poner un perito para probar que el disparo fue a corta distancia y en legítima defensa”, sostuvo Soto respecto a la situación de Amendolara.

Y agregó: “Primero (Charpentier) lo corrió a Giaccio, que tomó distancia, y fue hacia Flores, hasta que empezó a correr atrás de Amendolara. Cuando estaba por darle la estocada, ahí le disparó, a menos de dos metros. Chano podría haber hecho cualquier desastre”, relató Soto en diálogo con Clarín.

“Chano” continúa internado en el Sanatorio Otamendi y por el disparo tuvieron que extirparle el bazo, un riñón y parte del páncreas.