Alrededor de diez millones de argentinos no podrán viajar a Estados Unidos desde el 1° de noviembre, ya que dicho país no permitirá el paso de aquellos que hayan sido vacunados con la Sputnik V.

//Mirá también: Cobos pidió a la Nación suspender la compra de Sputnik hasta que la apruebe la OMS

Quienes deseen viajar allí, deberán tener el esquema de inmunización completo, pero se estima que no les será permitido el ingreso a quienes no la tengan con aquellas dosis autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como por ejemplo, la vacuna rusa.

La novedad generó un alza en las ventas de pasajes para inmunizarse antes de que arranque el “bloqueo”. Así, Aerolíneas Argentinas confirmó que “los vuelos Buenos Aires/Miami para octubre tienen la ocupación al 90%”. “Por la web quedan algunos lugares”, señalaron.

Acerca del costo que el trámite conlleva, en caso de que se disponga del dinero, el tiempo, y efectivamente se pueda conseguir los pasajes antes de noviembre, una familia de dos adultos y dos menores de 18 debería contar con 16.600 dólares sólo para los pasajes. Habrá que sumarle la estadía de 21 días entre dosis, ya que sólo la de Johnson & Johnson necesita una sola inyección. En Estados Unidos es posible conseguir también la Pfizer, autorizada para chicos, y la Moderna.

Hasta ahora, los argentinos podían ingresar presentando un test antígeno o PCR negativo hecho 72 horas antes del vuelo y no necesitaban cuarentena. Pero desde noviembre, será indispensable contar con las vacunas aprobadas por la OMS: Pfizer/BioNtech, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Moderna y Sinovac-Coronavac.

El viaje con menores se justifica en muchos casos ya que, si bien los chicos mayores de 12 años se van a poder vacunar en Argentina con Pfizer, no hay precisiones sobre cuándo comenzarán con su esquema. En Provincia ya se inocula a las y adolescentes y en la Ciudad arrancarían en octubre, siempre por franjas etarias.

Precios por las nubes

En Despegar, para viajar del 1° hasta el 27 de octubre (el margen que asegure ambas dosis de las vacunas), en tarifa turista o “económica”, cuatro personas pagarán este viernes $ 1.604.713. Ese precio es vía Delta Airlines y Boliviana de Aviación, que exige dos escalas antes de entrar a Miami: por Atlanta y Detroit o Santa Cruz, desde Bolivia.

La Sputnik-V, en medio de la polémica.

Con una escala, por Delta, los cuatro tickets ascienden a $ 2.796.777. Y si esa familia prefiere viajar por United Airlines, el número con dos escalas o una supera los $3.036.000. Una escala en American Airlines lleva el precio a los $ 6.245.164.

El Aerolíneas Argentinas, sólo el pasaje de ida en esos escasos lugares disponibles arranca en los $ 255.000. Las opciones para viajar con la compañía de bandera, siempre según la web, son a partir del 14 de octubre.

En Al mundo, las mismas fechas consultadas marcan una viaje familiar por $ 2.407.867, en una escala, por Delta, con equipaje despachado. En cualquier plataforma, los tiempos arrancan en 19 horas para la ida y hasta 35 horas, con dos escalas, para el regreso a Ezeiza.

La vacuna rusa, prohibida

Aunque aún no está decidido por el Gobierno de Joe Biden, la Sputnik no entraría entre las autorizadas para ingresar a Estados Unidos.

Estados Unidos decidió el lunes aliviar las restricciones de viaje a todos los extranjeros totalmente vacunados y cedió así a las presiones de la Unión Europea y el Reino Unido. Por una decisión en la pandemia tomada por Donald Trump (y que no había sido revertida por Joe Biden), los ciudadanos del Viejo Continente tenían vedado el acceso a territorio estadounidense.

En Estados Unidos solo están aprobadas las de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Lo que aún no se sabe es con qué vacunas Estados Unidos considera a un pasajero “totalmente vacunado”.

//Mirá también: Estados Unidos honra a las víctimas de Covid-19 con un monumento en Washington

Cuando se hizo el anuncio, el referente de la lucha contra el Covid 19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, dijo que la decisión “quedaba en manos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)”, la máxima autoridad sanitaria del país. Y esa autoridad toma como parámetro a la OMS. El círculo entre el turismo y la inmunización, altamente redituable para los países receptores, parece cerrarse sin Sputnik.