“La fe mueve montañas”, indica el refrán. Y pareciera que este dicho popular acompaña a muchos creyentes en las situaciones difíciles de la vida. Y es que, según indicó Sandra Domínguez, la mejor amiga de la actriz Carmen Barbieri, a la referente del mundo del espectáculo que se encuentra internada por Covid-19 “se le presentó la Virgen de Guadalupe cuando estaba en terapia intensiva”.

“Eso es algo muy positivo. Y yo les digo a todos mis amigos que, en todas las religiones, oraron. Médicos del cielo, gente hinduista, católicos, la Virgencita de Fátima, todos”, señaló Domínguez en “Los ángeles de la mañana” (ElTrece), sobre su amiga que se encuentra internada en la Clínica Zabala de Belgrano desde el 20 de enero.

“Los rezos son en todos los idiomas”, aseguró la mejor amiga días atrás cuando las noticias no eran las esperadas.

La salud de la artista es algo que preocupa dentro de su entorno más cercano en el que se encuentran sus familiares, amigos y colegas. Cabe destacar que tras contagiarse de coronavirus, el cuadro de Carmen fue empeorando con el transcurso de los días.

La neumonía bilateral sumado a que es paciente asmática hicieron que la actriz presentara serias dificultades para respirar. Por esta razón, sus médicos decidieron ingresarla a terapia intensiva con coma farmacológico y suministrarle oxígeno.

Por su parte, Fede Bal, aseguró que su madre “está cada día mejor”.

Durante el difícil momento en el que el su hijo daba batalla al cáncer de intestinos, la actriz se mostró aferrada a la religión y muy esperanzada. “Le rezo todos los días a la Virgen”, afirmó en junio mientras Federico estaba en tratamiento.