El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró que “a partir de junio la pandemia va a ser parte de la historia de la Argentina y el mundo”, porque, según él, el país llegó nuevamente “al famoso pico” de contagios de coronavirus.

“Nosotros decíamos que el pico se iba a alcanzar cuando la sociedad retomara su ritmo habitual. Después de que salimos de la cuarentena, la sociedad fue normalizando su funcionamiento. Entonces, los contagios crecieron abruptamente”, explicó.

Asimismo, indicó que “la cadena de contagios es peor a la anterior, en cuanto a la velocidad del crecimiento de los casos”. “Pero el dato bueno es que la mortalidad es mucho menor. Eso tiene que ver con los grados de inmunidad y la cantidad de carga viral que circula”, aclaró.

El ministro afirmó que “en poco tiempo vamos a ver cómo los contagios empiezan a bajar”.

En esa línea, señaló que “en poco tiempo vamos a ver cómo los contagios empiezan a bajar” y añadió que espera el descenso con el fin de “tener una ventana de tres o cuatros meses para hacer una vacunación masiva”.

La Argentina tiene 300.000 vacunas y la promesa de que a fines de enero lleguen dos millones y medio de dosis más, además de las que se están negociando con otros laboratorios”, afirmó, y reconoció: “Soy optimista”.

El funcionario agregó que “todavía la ciencia no puede explicar por qué algunos se contagian, otros son asintomáticos y otros terminan internados en terapia intensiva”.

“El mundo está debatiendo intensamente cómo será la etapa posterior a la pandemia. El coronavirus puso al planeta en un estrés muy fuerte y generó tensión social, que en algunos casos se resuelve de manera violenta”, subrayó el ministro bonaerense en diálogo con el programa radial “El Gíglico”.

"La Argentina tiene 300.000 vacunas y la promesa de que a fines de enero lleguen dos millones y medio de dosis más", aseguró Berni.

Berni también se refirió a los problemas de inseguridad que se desarrollaron durante la cuarentena y aseveró que “la cantidad de efectivos que se necesita para combatir el delito nunca fue suficiente”.

“Estamos viviendo un fenómeno que tiene que ver con la incorporación de nuevos delincuentes que no tienen experiencia y resuelven los infortunios del delito de una manera violenta”, afirmó, haciendo referencia a la cantidad de jóvenes que empezaron a delinquir a la par que se agudiza la crisis económica durante la emergencia sanitaria.

“La seguridad es una construcción colectiva que tiene distintos grados de responsabilidad”, concluyó en el ciclo que conduce Mauro Viale por Radio Rivadavia.