Tras el primer episodio de la tercera temporada de “Bake Off Argentina”, otra polémica comenzó a generarse en las redes sociales por una de las participantes.

//Mirá también: Bake off Argentina: quiénes son los participantes y el ganador del primer reto

Ya había sido muy discutida la participación de Paula, una joven que tiene un emprendimiento por Instagram de pasteles. Sin embargo, la misma participante se encargó de explicar que al no ser su fuente de ingreso principal y tampoco tener un local era permitido en el reglamento.

Santarelli, la participante que está sospechada (Captura de pantalla).Captura de pantalla

Ahora, la nueva señalada ha sido Silvina Santarelli, quien en la primera prueba creativa hizo parte de los dos platos elogiados, aunque no ganó el beneficio para la gala del domingo.

Es que la participante, quien es la esposa del exfutbolista Gabriel Milito, también tiene un emprendimiento culinario, donde no solo vende postres sino que da y ofrece clases.

Santarelli generó polémica en las redes por tener conocimientos de pastelería.(Foto: Instagram/mamasilvicocina)

“Yo la sigo en Instagram y hace una semana me enteré que entró. Es pastelera profesional, vende y da clases. Tiene cursos con Pedro Lambertini y fotos con Juliana López May... Yo completé el formulario y no entré”, subraya un mensaje que se hizo popular en Twitter.

En su perfil de Instagram, Santarelli sí cuenta con dichas postales, además de una junto a Donato De Santis, quien fue jurado de MasterChef Celebrity, en un curso en 2015. Asimismo, la participante tiene otras publicaciones donde expresa estar ofreciendo clases desde su propia cocina a un grupo de varias personas.

Qué opina el ganador de Bake Off 2020

En una entrevista, Damián Pier Basile fue consultado por los participantes que tienen experiencia en las pastelería y específicamente por el caso de Silvina Santarelli.

//Mirá también: Bake Off Argentina: una de las participantes es de Comodoro Rivadavia

Basile opinó sobre la polémica de esta nueva versión.web | Web

Hay un temita en el contrato que es confuso”, señaló. Luego agregó: “Te dice que no tenés que ser pastelero profesional pero un curso, como los que doy yo que no tienen ninguna validez oficial, podés hacer cien si querés. Es decir, si no tiene título oficial, no tenés ningún problema con el reglamento del programa y podés participar”.