Walter Javier Gauna, de 50 años, era mozo pero por la pandemia y el cierre de los restaurantes comenzó a trabajar como chofer de una aplicación de viajes. Tres días después, fue asesinado de un balazo en el cuello por un delincuente que intentó robarle.

//Mirá también: Isidro Casanova: violento intento de robo frente a un niño de 6 años

El hecho ocurrió en la esquina de las calles Comandante Franco y 168, en la localidad bonaerense de Bernal Oeste, partido de Quilmes, alrededor de las 22 horas de este viernes. Allí fue hallado Walter dentro de su Chevrolet Aveo con una herida de arma de fuego en el cuello por los efectivos del Comando Patrulla de la jurisdicción.

Los efectivos habían sido alertados y luego de encontrar a Gauna lo trasladaron a la Unidad de Pronta Atención 17 de Bernal Oeste. Sin embargo, la víctima llegó sin vida.

Las cámaras de seguiridad del lugar del incidente determinaron que el agresor fue un hombre que le disparó a Walter para robarle y luego se dio a la fuga. Aún no se determinó si el delincuente se izo pasar por pasajero o si lo sorprendió mientras conducía.

Walter Javier Gauna había empezado a trabajar en DiDi hace tres días.Web

Las actuaciones en la escena del crimen fueron realizadas por efectivos de la comisaría 5ta. de Quilmes, quienes se encontraban abocados a localizar al homicida, que esta tarde permanecía prófugo.

//Mirá también: Dos detenidos tras asesinar a un empresario en un intento de robo

Gauna vivía en Santa María, Monte Chingolo, partido de Lanús. Era padre de cuatro hijos y estaba casado hace 27 años. Su familia conversó con Clarín y explicó que Walter había empezado a trabajar en la aplicación DiDi hace tan solo tres días.

“Era mozo desde hace más de 20 años. Actualmente estaba en un hotel de la Capital. Por la pandemia le habían reducido la hora y buscó una alternativa para sumar un ingreso”, explicaron.

Interviene en la causa la fiscal Mariana Curra Zamaniego, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Quilmes.