La gala de eliminación del domingo de Masterchef Celebrity dio un giro inesperado que dejó a todos sorprendidos, tanto en el estudio como en los miles de hogares que siguen el reality. Leticia Siciliani decidió irse voluntariamente del show y dejar su lugar vacante a Analía Franchín, la eliminada por el jurado.

“Estamos en presencia de algo que no pasó nunca hasta ahora”, introdujo el tema el chef Germán Martitegui. “Tenemos una participante que en reiteradas oportunidades manifiesta su deseo de no estar más acá”, agregó, con las dos participantes enfrente.

“Analía vos hoy te tenés que ir, pero Leticia tenés la oportunidad en este momento de dejarle tu lugar a alguien que sí tiene ganas de estar acá. Cambiar tu lugar por alguien que sí le pone la emoción que necesitamos que pongan. Te estamos dando una oportunidad. Si te quedás, te quedás con ganas con emoción y con todo lo que te pedimos que tenés que tener”, le dijo a Siciliani.

No es que tenga ganas de irme del programa, pero Analía se lo merece más”, dijo Leticia, y Analía le pidió: “No, Leti, no lo hagas por mí”. “Está en vos, decidí vos, nosotros hasta acá llegamos”, la presionó el jurado y la hermana de Griselda Siciliani tomó la decisión. “Que se quede Ana”, sentenció.

Creo que tomé la decisión correcta, le saqué el mayor jugo y lo más justo para todos los demás es que yo le diera mi lugar a Ana. Ella disfruta mucho más de cocinar y eso es lo que me estaba faltando a mí”, cerró Leti antes de despedirse.

“Te dimos esta opción porque sentimos tu frustración, y sentimos que en algún momento pensaste que habías llegado tu límite. Me parece súper honorable que pienses como pensaste, fue muy lindo tenerte acá. Te vamos a extrañar”, le dijo Martitegui.

Pero quien se llevó todas las lágrimas de los televidentes fue Damián Betular, que le dedicó sentidas palabras a Leti: “Me encantó acompañarte en todo este camino que recorriste hasta acá. Sos muy buena onda, y me emociona no sé por qué, pero te veo como una hermana, y nunca te lo dije porque no quería mezclar las cosas. Lo más valorable de esto es que sabés hasta dónde llegaste. Y esa alegría y todo lo que nos diste y lo que me diste hasta acá, te lo agradezco y mucho. Fue un placer conocerte”, le dijo entre lágrimas.