El presidente Alberto Fernández justificó este jueves el sorpresivo cambio que decidió este miércoles el Gobierno a instancias de un pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner, para que las jubilaciones aumenten cuatro veces al año y no dos como estaba previsto.

La Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional había aprobado el 12 de noviembre la propuesta impulsada por el ministerio de Economía para la nueva ley, contemplando aumentos semestrales.

La vicepresidenta argentina Cristina Kirchner. (EFE)

Esos incrementos serán mediante una fórmula que combina los índices de evolución de los salarios (50%) y de la recaudación (50%), vigente en el Gobierno de Cristina Kirchner. Pero ahora en vez de dos vece al año, los ajustes se harán por trimestre.

Fernández reconoció este jueves que fue el bloque de senadores del Frente de Todos, que preside el misionero José Miguel Ángel Mayans, el que planteó “una preocupación que era absolutamente atendible”.

El señalamiento que llegó desde el bloque que tiene como jefa política a Cristina es que en marzo, de acuerdo al sistema aprobado por la Comisión de Movilidad, debería actualizarse el valor de las jubilaciones teniendo en cuenta el periodo septiembre de 2020 y marzo de 2021.

En ese caso, había tres meses de 2020 que se superponían con el aumento del 5% que el Gobierno nacional ya dio para ese período. Entonces, dijo Fernández, se entendió que había que hacer un empalme.

Entonces, Fernández llamó a una reunión a la Casa Rosada a los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni; a la titular de ANSeS, Fernanda Raverta. Y se sumó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Esa reunión trabajó de forma remota con el bloque de senadores del Frente de Todos. Y hoy jueves habrá una reunión presencial para avanzar en cómo la nueva fórmula de aplicará. Lo que sí está claro es que no será igual a lo aprobado por la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional.

“Empezamos a revisar y se nos ocurrió que la mejor solución era primero volver a la fórmula original de Cristina en su integridad: es decir, la combinación de los ingreso fiscales más el promedio de los ingresos formales o el índice salarial de trabajo informal, según sea el más alto”, dijo Fernández en declaraciones a la radio porteña El Destape.

Con ello, quedó exactamente la misma fórmula que durante ocho años se usó y, dijo el Presiente, “les permitió a los jubilados un aumento real de sus ingresos”.

“Durante todo este año se pagaron actualizaciones trimestrales. Entonces dijimos, sigamos con esto. Que la ley empiece a regir el primero de enero y paguemos actualizaciones trimestrales. Además, les evitamos a los jubilados esperar seis meses el próximo aumento”, sostuvo.

Y agregó: “Aunque esto tiene una incidencia fiscal un poco mayor, la verdad es que prefiero hacerlo. Porque para mí sigue siendo una prioridad el tema de los jubilados. Estoy satisfecho con lo que hicimos el primer año porque no solo le ganamos a la inflación sino que el 85% de los jubilados terminó estando entre las dos paritarias más altas de la Argentina. Y lo celebro”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.