El presidente Alberto Fernández confirmó hoy que la ministra Marcela Losardo le pidió irse de su puesto la semana pasada, por lo que deberá buscar un reemplazo para el cargo.

”Me ha planteado la semana pasada su idea de dejar el Ministerio porque ella cree que el tiempo que viene es un tiempo que necesita otra actitud”, dijo Fernández en una entrevista con C5N, en la que ratificó que, de todos modos, quiere que Losardo “siga trabajando” en el equipo de gobierno.

“Lo que quiero es que siga trabajando conmigo, pero ella ya me ha manifestado su decisión y vamos a ver cómo lo ordenamos. También es cuestión de que consiga un reemplazante para ella”, agregó.

Sobre los candidatos a ocupar su puesto, dijo: “A Martín Soria lo conozco hace muchos años, por la comisión de Justicia; Ramiro Gutiérrez fue de la cátedra de Zaffaroni, lo conozco mucho, tiene posiciones un poco distintas a Zaffaroni hoy en día. Vamos a ver. Tengo que tomar una decisión”.

Marcela Lozardo

Sobre la situación en Formosa

En el marco de la misma entrevista, el mandatario afirmó que “no avala de ningún modo ninguna forma de violencia institucional”, en referencia a la situación de Formosa, y agregó que el gobernador de esa provincia, Gildo Insfrán, “compartió esa mirada” durante una conversación que ambos mantuvieron sobre el tema en la Casa Rosada.

”Lo que se está descuidando es la situación de Formosa, donde no están igual que en Buenos Aires”, explicó en referencia a que esa provincia “está pegada a un país, que es Paraguay, que está viviendo un rebrote de la enfermedad impresionante, y la gente cruza por la frontera seca”.

Además, pidió hoy a los formoseños “recuperar la paz social y, en todo caso, discutir si la fase 1 debe extenderse en el tiempo” en ese distrito como medida para prevenir la pandemia de coronavirus.

Una nueva arremetida contra el Poder Judicial

En sus críticas a la Justicia, el mandatario sostuvo que, al asumir su mandato, “esperaba” que muchos jueces quisieran “revisar” el accionar desplegado por el Poder Judicial durante los cuatro años del Gobierno de Mauricio Macri, “como acaba de hacer Brasil”, en referencia a la anulación de las condenas contra el exmandatario de ese país Luiz Inacio “Lula” Da Silva.

Si hubo un tiempo opaco en la Justicia, vamos a terminarlo”, aseguró.

Asimismo, afirmó que no toma como una “amenaza” los dichos de Stornelli, quien había advertido que hablaría de “hombre a hombre” con el mandatario cuando dejara el cargo, debido a que lo considera “poco serio y está demasiado desacreditado el amenazador”.

Fernández sostuvo, además, que “confía” en que la Cámara de Diputados avanzará con la puesta en marcha de la Comisión Bicameral que tiene como objetivo analizar el funcionamiento del Poder Judicial.

También consideró que el juez Gustavo Hornos “debe explicar” los motivos de sus reuniones con Macri cuando el expresidente ejercía el poder.

“No soy quien pone y saca jueces, pero es una cosa que supera todo lo imaginable”, dijo Fernández y añadió: “No me asusta que los poderes hablen, que un juez hable con alguien del Poder Ejecutivo o el Congreso, pero es muy sintomático esto, y la explicación que da es que era amigo personal del entonces presidente”.