El presidente Alberto Fernández lanzó este miércoles en el municipio bonaerense de Ensenada el Programa Reconstruir, destinado a finalizar la construcción de 55 mil viviendas según se informó oficialmente, y estuvo acompañado por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

//Mirá también: Fallo de la Corte: el Gobierno insiste con que la Ciudad está “obligada” a suspender la presencialidad

Grábense esta foto. Es la foto de nuestra unidad. No habrá ni tapa de diarios ni sentencia judicial que nos lleve a dejar de hacer aquello que debemos hacer en favor de argentinos”, dijo Fernández al iniciar su discurso.

El acto, que estaba previsto para las 11.30 pero inició cerca de las 13, también contó con la presencia del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Alberto Fernández junto a Cristina Kirchner en EnsenadaCaptura

De esta manera, Fernández, Cristina y Kicillof volvieron a coincidir en un acto oficial luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que avala las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires, el cual fue duramente cuestionado por el sector oficialista.

La última vez que Presidente, Vicepresidenta y Gobernador bonaerense se habían mostrado juntos fue en diciembre pasado, cuando Kicillof convocó a los principales integrantes del Frente de Todos en el estadio Único de La Plata, al conmemorarse un año de su asunción al frente de la Provincia.

Críticas de Fernández y Cristina al fallo de la Corte Suprema

Poco tiempo después de darse a conocer el fallo de la Corte Suprema a favor de las presencialidad en las escuelas porteñas, la vicepresidenta Cristina Kirchner fustigó la resolución del máximo tribunal al considerarla como un “golpe contra las instituciones democráticas”.

“Ante este escenario, digo yo… para poder gobernar ¿No será mejor presentarse a concursar por un cargo de Juez al Consejo de la Magistratura o que un Presidente te proponga para Ministro de la Corte?”, se preguntó Cristina Kirchner en uno de los mensajes que publicó este martes vía Twitter, con el objetivo de criticar el fallo de la Corte.

La vicepresidenta Cristina Kirchner criticó el aval de la Corte Suprema a las clases presenciales en CABA.Twitter

Acto seguido, la presidenta del Senado concluyó: “Sinceramente, está muy claro que los golpes contra las instituciones democráticas elegidas por el voto popular, ya no son como antaño”.

//Mirá también: El Gobierno rechazó el fallo de la Corte Suprema por las clases presenciales a través de un comunicado

Más tarde fue el turno del presidente Alberto Fernández, quien aprovechó el evento que encabezó en el partido bonaerense de Ezeiza para lanzar el Plan Federal Juana Manso y expuso su disconformidad con lo dictaminado por el máximo tribunal.

“Yo que soy un hombre que ama el Estado de Derecho y que lo reivindico, y que respeto las sentencias judiciales, también como hace más de treinta años que enseño Derecho en la Universidad de Buenos Aires, no saben lo que apena ver la decrepitud del derecho convertido en sentencias. Pero bueno, es el tiempo que me ha tocado. También deberemos luchar contra eso”, señaló el jefe de Estado.

Detalles del Plan Reconstruir

El Plan Reconstruir que lanzó este miércoles el presidente Fernández está destinado a finalizar la construcción de viviendas cuyas obras han sido paralizadas o abandonadas en todo el país desde el año 2016, y que formaban parte de diferentes planes o programas de viviendas con financiamiento del Estado Nacional.

En este sentido, el presidente Fernández remarcó que la construcción de viviendas implica “dignidad” e inversión para dar mejores condiciones de vida.

Para todos ellos, esto es populismo; para nosotros, es dignidad. Para ellos, esto es un abuso de gasto del Estado; para nosotros, es inversión que da mejores condiciones de vida”, dijo el mandatario en un claro mensaje contra la oposición.

Esta iniciativa se financiará a través de la Ley 27.613 de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, aprobada por ambas cámaras en el Congreso Nacional en febrero pasado.

La inversión estimada para el plan es de 110 mil millones de pesos que desde el Gobierno prevén pueda ayudar a “la reactivación de la economía a partir de los mercados locales de materiales e insumos para la construcción, promoverá la incorporación de mano de obra y la reinserción social y laboral y contribuirá al desarrollo de soluciones habitacionales que mejoren las condiciones de hábitat, vivienda, infraestructura básica y equipamiento comunitario en todo el país”.

Con información de Télam.