Por las semifinales del Campeonato Goiano, en Brasil, el Atlético Goiaense venció por 1-0 a Vila Nova y clasificó a la final. Tras obtener el triunfo, los jugadores locales se burlaron de sus rivales, y los miembros del plantel del Vila Nova reaccionaron.

De esta manera, se originó una pelea en el centro del estadio Antônio Accioly. La policía intervino para tratar de detener el fuerte enfrentamiento, pero lo hizo de forma desmedida, arrojando gas pimienta que afectó a todos los presentes.

Algunas personas ajenas al conflicto resultaron lesionadas, como el fotógrafo del Atlético Goiaense, Paulo Marcos, quien abandonó el campo de juego con un enorme moretón en la pierna derecha. Algunos hinchas también se vieron afectados por el efecto del gas pimienta.

Desde su Twitter oficial, el equipo que enfrentará al Goias en la final, se mostró enojado. "¡Parece que no saben perder! Para ganar, hay que jugar a la pelota ¡Sin violencia! ¡Aquí en Accioly, no!", expresaron.

La publicación de Atlético Goiaense (Foto: Twitter)