Un jurado estadounidense falló a favor de Edwin Hardeman, por considerar que el glifosato es la causa de su enfermedad


Monsanto fue declarado culpable de negligencia por un jurado de California y condenado a pagar unos 80 millones de dólares a un jubilado estadounidense que sufre de un cáncer que atribuye al Roundup, el polémico herbicida del grupo.

El jurado determinó que la empresa fue “negligente” al no hacer lo suficiente para advertir a los usuarios del riesgo potencialmente cancerígeno de su producto, que contiene glifosato.

Por eso, ordenó a la compañía que le pague a Edwin Hademan 80 millones de dólares en daños punitivos, 5,06 millones de dólares en indemnización y 200.000 dólares por gastos médicos.

Unión de imagen de Bayer y Monsanto en una demostración de pesticidas en Estados Unidos

El dictamen representa un revés para el gigante alemán Bayer, el nuevo propietario de Monsanto, que ya fue condenado en un juicio similar celebrado en agosto en Estados Unidos.

En un comunicado, Bayer dijo estar “decepcionado por la decisión del jurado“, pero consideró que este veredicto “no cambia el peso de 40 años de ciencia y las conclusiones de las agencias reguladoras de todo el mundo” que sostienen que su herbicida es “seguro y no cancerígeno”.

El jurado determinó además que el Roundup tenía un “defecto de diseño” y que “carecía” de advertencias sanitarias sobre los riesgos.

Hardeman, de 70 años, asegura que el uso de Roundup durante 25 años, cuyo principal ingrediente es el polémico químico glifosato, contribuyó a su diagnóstico de linfoma no Hodgkins.

Roundup, el producto cuestionado

“Está claro por las acciones de Monsanto que no le preocupa si el Roundup causa cáncer, sino que se centra en cambio en manipular a la opinión pública y en socavar a cualquiera que exprese preocupaciones genuinas y legítimas sobre el Roundup”, señalaron las abogadas de Hardemann, Aimee Wagstaff y Jennifer Moore en un comunicado.

“Dice mucho que ni un solo empleado de Monsanto, pasado o presente, acudiera al juicio para defender la seguridad del Roundup o las acciones de Monsanto”, consideraron.

“Hoy, el jurado responsabilizó a Monsanto por sus 40 años de malversación corporativa y envió un mensaje a Monsanto de que debe cambiar la forma de hacer negocios”.

El de Hardeman es uno de los 11.200 casos similares en Estados Unidos que involucran al Roundup.

Manifestación en contra de los agrotóxicos de Monsanto

Monsanto, que fue comprado por Bayer por 63.000 millones de dólares, negó una y otra vez que el herbicida cause cáncer y cuestionó los hallazgos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en 2015 consideró al glifosato como “probable cancerígeno”.






Comentarios