Manuel Briñas, antiguo responsable de las inferiores del club, confesó haber abusado de un chico. Ahora salieron a la luz acusaciones de más víctimas.


Un nuevo escándalo de abuso sexual de menores sacude al mundo del fútbol. El fraile marianista Manuel Briñas, de 88 años y antiguo responsable de la cantera del Atlético de Madridreconoció haber abusado sexualmente de un estudiante en los años 1970.

Fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más. Solo fue una vez o dos”, aseveró Briñas en un artículo publicado el miércoles en El País. Sin embargo, estos dichos son muy diferentes a los de Miguel M. H., de 59 años y el primero en denunciarlo, que aseguró haber sido víctima de tocamientos y de una felación obligada entre 1973 y 1975.

Manuel Briñas junto a Fernando Torres. Foto: Atlético de Madrid.

Ya llevaba varios años de fraile cuando empezó a abusar de mí y pasaron otros tres hasta que no dejó de agredirme”, contó Miguel al citado medio español. En esa época, Briña trabajaba en el colegio católico Amorós de la capital española, cuyas escuelas de fútbol sirvieron hasta los años 2000 de cantera de jugadores para el “Colchonero” y luego fueron integradas directamente al club.

Una vez conocidos los hechos, el Atlético de Madrid rescindió el “vínculo” que tenía con Briñas, quien desde hace un tiempo desempeñaba funciones meramente protocolarias.

Manuel Briñas en la presentación de Álvaro Morata. Foto: Atlético de Madrid.

“Condenamos enérgicamente este tipo de conductas y mostramos nuestra más firme repulsa ante hechos tan graves”, expresó el club “rojiblanco” en un comunicado e informó que se abrió una “investigación interna a través de su departamento de Cumplimiento para descartar la existencia de cualquier suceso de este tipo durante los años que estuvo vinculado” a la cantera.

Según informó una fuente del club a AFP, Briñas no tenía todavía “ninguna relación con el Atlético de Madrid” en el momento de los hechos.

Este jueves, El País desveló cuatro nuevos testimonios de exalumnos de ese colegio, quienes aseguran que sufrieron abusos sexuales de manos de Manuel Briñas hasta los años 80, cuando tenían entre 10 y 14 años. Dos de ellos definieron al hombre como “un depredador sexual”.






Comentarios