El equipo de Holan comenzó perdiendo, remontó y cortó con una sequía de cinco partidos sin victorias.


Independiente necesitaba ganar, porque ya eran cinco los encuentros en los que el equipo de Avellaneda no conocía la victoria y se había generado un debate en relación a la pérdida de confianza hacia el entrenador Ariel Holan. 

El Libertadores de América fue el escenario en donde el Rojo se impuso sobre Unión de Santa Fé por 2-1, en un partido correspondiente a la 18va. fecha de la Superliga.

Bruno Pittón abrió el marcador para Unión a los 18 minutos, cuando Bustos quiso rechazar y la pelota rebotó en el jugador del Tatengue  y se metió en el arco de Campaña.

Independiente buscaba sin claridad el empate, con imprecisiones y con Cecilio Domínguez a la cabeza. Pero a los 42 del primer tiempo, Benítez abrió la cancha, centro al área y Yeimar Gómez Andrade, en contra, puso el 1-1 parcial.

El equipo de Holan arrancó el segundo tiempo dispuesto a buscar los tres puntos. Tras una contra, Nereo Fernández le convirtió penal a Gaibor y el mismo ecuatoriano cambió el tiro desde los 12 pasos por gol.

En el minuto nueve hubo un sentido homenaje a Emiliano Sala, reconocido hincha de Independiente, y el estadio aplaudió durante todo ese tiempo para recordar al futbolista.

Con esta victoria Independiente queda más cerca de la zona de clasificación y se ilusiona con jugar la Libertadores de 2020. En la semana Holan había sido criticado y el mismo entrenador se encargó ayer en conferencia de prensa de negar esa supuesta pérdida de apoyo entre los hinchas e identificar que las críticas sólo se dan en el clima voluble de las redes sociales.

El equipo de Leonardo Madelón recibirá el próximo viernes a Atlético Tucumán en Santa Fé. Mientras que Independiente visitará a San Martín de San Juan el sábado a las 21:30.






Comentarios