El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dio detalles en una conferencia de prensa.


El Estado nacional registró un déficit fiscal primario de 338.987 millones de pesos a lo largo de 2018, lo que representó el 2,4% de Producto Bruto Interno (PBI), un nivel que está por debajo de la meta preestablecida por el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El rojo primario cayó un 16,1% en 2018, respecto de 2017, debido al fuerte recorte del gasto público y al aumento de los impuestos para incrementar la recaudación, lo que profundizó la recesión económica.

El gasto primario creció un 22,4% a lo largo del año pasado mientras que los ingresos lo hicieron a un ritmo del 30,2%, precisó en una conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien celebró que esta tendencia se mantiene desde hace diecisiete meses.

El ministro celebró que ese déficit representó el 2,4% del PBI de la Argentina cuando la meta establecida era del 2,7% y se mostró confiado en que el país podrá contar ya este año con equilibrio fiscal primario, tras más de una década de déficit.

En tanto, el resultado financiero –que contempla el pago de los intereses de la deuda externa- anotó un rojo del 727.927 millones de pesos, con una expansión del 15,7% en comparación con 2017.

Así, el déficit fiscal total de la Argentina equivalió al 5,2% del PBI el año pasado. El faltante se cubrió con dinero prestado por el Fondo Monetario Internacional y con emisiones de deuda en pesos en el mercado local.

El pago de intereses de la deuda se disparó 72,9% a lo largo del año, como consecuencia del impacto de la devaluación del peso frente al dólar, moneda en la que está denominada gran parte de la deuda a saldar. En total se pagaron 338.940 millones de pesos en intereses.

“Hemos logrado este resultado primario trabajando duramente a lo largo de todo el año. De hecho, si uno mira la mediana de los pronósticos de los analistas siempre se situó por encima del resultado conseguido”, dijo Dujovne.

Eso, según el ministro, muestra que “la magnitud del esfuerzo” no formaba parte del consenso sobre las cosas que se podían lograr en materia fiscal durante el año. “Incluso hemos bajado la deuda flotante del Estado al menor nivel desde 2007”, agregó.

La deuda flotante, que cayó 14,2% en 2018, es una deuda a corto plazo que se renueva constantemente para financiar las necesidades del capital del Estado. Forman parte de ella las Letras del Tesoro (Letes) y las Letras de Capitalización (Lecap).

Esta situación le permite al Gobierno de Mauricio Macri arrancar el 2019 con “mucha salud financiera” por parte del Tesoro, sin pagos atrasados, destacó el funcionario nacional, quien estuvo acompañado en la conferencia de prensa por su secretario, Rodrigo Pena.

Dato ajustado

En relación al cumplimiento de la meta con el Fondo Monetario Internacional para el 2018, hay que tener en cuenta el resultado primario con un déficit de 338.987 millones de pesos, al que se le suma 35.263 millones del programa de inversiones prioritarias (de capital y social).

Eso da un resultado primario ajustado de 374.250 millones de pesos, cuando la meta establecida en el acuerdo por el Fondo Monetario daba margen hasta los 378.000 millones de pesos, indicó el ministro de Hacienda.

El rojo que genera el programa de inversiones prioritarias antes no se computaban como parte del déficit fiscal general, pero Cambiemos empezó a computarlo con el objetivo de “mejorar la transparencia de las cuentas públicas, por más que sean pagos que no requieren financiamietno del mercado”, afirmó Dujovne.

Datos de diciembre

En diciembre se registró un resultado primario negativo de 135.316 millones de pesos, por lo que aumentó 13,1% respecto del mismo mes del año pasado.

Los ingresos subieron 27% mientras que el gasto se expandió 21,9% tal como viene sucediendo desde hace diecisiete meses.






Comentarios