El político desmintió a la modelo y aseguró que "jamás estuvo en tela de juicio la tenencia" de la niña.


El miércoles por la tarde Gisela Berger publicó un polémico tuit contra Daniel Scioli. Primero, se habló de un posible hackeo, pero la modelo confirmó que fue de su autoría: “Daniel dice que va por el brazo… mientras la gente se muere de hambre, ¡MIENTE! ¡Vacaciones en COURCHEVEL, FRANCIA! ¿Dónde esta la plata del país?”, escribió ella en Twitter. 

Más tarde, habló con algunos periodistas de su confianza y contó que estaba separada del político. “Esa foto es de hace días. Recibí amenazas y no es que sea una defensa esto, pero me parece que no comparto un montón cosas. No tengo por qué recibir amenazas y yo no pienso igual. No puedo contar qué tipo de amenazas. Yo he sufrido un montón con él. No quiero pasarla más mal. Hasta acá llegué”, le dijo a Exitoína.

A su vez, la ex bailarina de ShowMatch habló con Lio Pecoraro en Todas las tardes, y aseguró: “Hablo porque a mí no me calla nadie. La amenaza viene porque me dijeron que si yo hablaba me iban a sacar a mi hija”.

A las pocas horas, Daniel Scioli salió a defenderse a través de la abogada Ana Rosenfeld, que también habló con el ciclo de El Nueve: “Me acaba de escribir Daniel, lo conozco hace muchísimos años y fui su abogada en el triste accidente que tuvo en el río. Me resaltó que jamás en ningún tema íntimo de la pareja exisitió la amenaza de que él pudiera quitarle a su hija a Gisela. Que en cualquier discusión que pudieron haber tenido jamás estuvo en tela de juicio la tenencia de su hija. Que una discusión de pareja era entre la pareja, sin una hija en el medio“.

Después de la versión que dio la abogada en nombre de Scioli, Berger redobló la apuesta y le escribió a Pecoraro: “La hija solo la quiere para las fotos y la campaña. Que (a Rosenfeld) no le pase como con Darthés”.






Comentarios