La final de la Copa Libertadores terminó con el triunfo de River en Madrid. El equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 3 a 1 frente al de Guillermo Barros Schelotto, en medio de una serie de polémicas que terminaron haciendo que el partido de "vuelta" se dispute en España, tras el ataque que sufrió el micro de Boca en las inmediaciones del Monumental.

Jorge Lanata aprovechó este contexto para terminar con todo la última edición de Periodismo Para Todos (PPT), y juntó a los presidentes de ambos clubes: Rodolfo D' Onofrio (River) y Daniel Angelici (Boca), con el fin de debatir sobre los hechos ocurridos días atrás, el control de las barras bravas, los operativos de seguridad, las decisiones de la Conmebol y sus responsabilidades políticas.

"Como dirigente y como argentino es una tristeza que el partido haya salido del país", reconoció Angelici respecto de la decisión de la Conmebol para llevar el partido a Madrid. Lanata salió a cruzarlo, alegando que había pedido los puntos y consideró que los partidos se definen en el campo de juego, "no en tribunales".

"Yo lo declaré en el 2015 y siempre lo dije que los partidos se ganaban en la cancha", lanzó picante Angelici, haciendo referencia al Superclásico en el que los jugadores de River fueron roceados con gas pimienta y, tras la suspención del partido, la Conmebol decidió darle los puntos al club Millonario.

Jorge Lanata juntó a D'Onofrio y Angelici a horas de la Superfinal entre River y Boca

El encuentro entre los respectivos presidentes de los clubes se dio horas antes de que se jugara la postergada Megafinal -aunque se emitió el domingo a las 22 horas-, pese a la bronca que había entre ambos, después de que Angelici reclamara los puntos del partido a la Conmebol, y que D'Onofrio saliera a decir que había sido "traicionado" por el presidente de Boca.

Lanata contó: "Quisimos hacer esto porque había que ponerle un fin a esta historia tan dramática, de tanta violencia", y agregó: "Al principio D'Onofrio estaba más predispuesto, Anglici dio algunas vueltas, lo importante es que los dos se sentaron, se dieron un abrazo y contestaron todo".

Tras la victoria de River en el estadio Santiago Bernabéu los jugadores de River se abrazaron con los de Boca y D´Onofrio se acercó también para felicitarlos y disculparse. Todo sucedió delante de las cámaras, intentando dar un mensaje de conciliación y solidaridad deportiva.