Tras confirmarse la suspención del partido, el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio salió a habar con la prensa. En medio de la entrevista comenzaron las corridas en los pasillos del Monumental.

"Es increíble que la custodia que tenía que haber tenido el colectivo de Boca, no la tuvo como correspondía y, seguramente por cinco o diez inadaptados nos privamos el mundo de ver un River - Boca hoy", dijo el Presidente Millonario.

"Si realmente los jugadores de Boca no estaban en condiciones para jugar de acuerdo a los informes psicológicos que me habían dado, River creyó conveniente apyar a Boca en pasar el partido para mañana", explicó D'Onofrio.

Además remarcó que el objetivo principal es que se lleve adelante un partido en igual de condiciones, sin ventajas externas al juego. "Mañana será la fiesta que tanto queremos", remarcó y dijo que los inchas ingresarán con la misma entrada que hoy.

Y la entrevista se terminó abruptamente por el ingreso de hinchas de River en los pasillos del estadio. Las imágenes muestran corridas en la zona. El Presidente de River y los periodistas de la zona tuvieron que "escapar" del lugar.