Quiso asaltar a los pasajeros, pero no esperaba que su madre fuera uno de ellos.


Él no le tenía miedo a la policía y por eso subió a robar a un colectivo de México. Lo que no esperaba es que arriba de la unidad estuviera su mamá, que al reconocerlo, lo bajo a “chancletazos”.

La secuencia comenzó cuanto el ladrón, de 35 años, se subió al colectivo y amenazó a los pasajeros con un arma de fuego. Su madre lo vio y lo enfrentó, al punto de que se sacó la chancleta y empezó a pegarle con ella. Además, fue la que llamó al 911 para informar a la policía.

La mujer dijo que ella reprueba lo que hizo su hijo y que ella lo educó en el camino de Dios. El hombre espera ser un proceso penal.




Comentarios