La joven también manifestó que la "lastimaba en las zonas íntimas".


Nahir Galarza, quien está acusada de asesinar a Fernando Pastorizzo,  declaró frente a los jueces. La joven, que llevaba un saco beige y un pantalón negro, ingresó a la audiencia tapándose el rostro. 

Primero, Nahir hizo referencia a la relación que tenia con Pastorizzo: “No éramos novios, nunca fuimos. No conozco a sus papás ni salgo con sus amigos. Sólo nos veíamos de madrugada para tener sexo”.

Además, afirmó en la última jornada del juicio en su contra que “Fernando se drogaba“. Sobre las relaciones sexuales, la joven indicó que la llamaba constantemente y que le “lastimaba en las zonas íntimas”.

Siempre terminaba lastimada y ni siquiera le daba importancia. Cuando se enojaba conmigo tiraba todo, gritaba mucho, no le importaba nada. Lo bloqueaba y él empezaba a llamarme. Llegaba la noche y tenía 100 llamadas perdidas. Se aparecía en casa o llamaba al fijo. Me pedía perdón. Me decía que yo tenía la culpa de que me hablara así, decía que no lo iba a hacer más. Lloraba y yo me sentía culpable. Me daba lástima, entonces seguíamos hablando“, agregó, acusando violencia de género.

​Sobre el episodio del 29 de diciembre del año pasado, Nahir dijo ante el tribunal que la juzga: “Me enteré que murió cuando me llamó la mamá de Fernando. No me imaginé nunca que iba a pasar algo así. Nada más”.

Ahora, será el turno de escuchar los alegatos de las partes. Se sabe que la defensa de Pastorizzo pedirá prisión perpetua para la adolescente. Los jueces contarán con cinco días hábiles para dar su veredicto y diez días más para notificar las razones de la sentencia.






Comentarios