Fue creada en Estados Unidos y ayuda a niños con trastornos del espectro autista (TEA) y dificultades de comunicación social.


En mayo de este año llega por primera vez a la Argentina el evento más grande del mundo de ladrillos LEGO, ¡BRICKLIVE!, para que chicos y grandes puedan construir momentos únicos en familia y amigos en el predio de La Rural.

En este marco, en los últimos tiempos comenzó a ganar adeptos la LEGO terapia, un programa de desarrollo social que ayuda a niños y jóvenes con trastornos del espectro autista (TEA) y dificultades de comunicación social, como el síndrome de Asperger. 

Esta terapia fue creada en Estados Unidos por el neuropsicólogo clínico Daniel LeGoff y fue investigada por sus colegas del Centro de Investigación del Autismo de la Universidad de Cambridge. La misma incluye un terapeuta que guía a los niños y los alienta a resolver sus problemas.

A través de la terapia LEGO, los niños pueden aprender a comunicarse con los demás, expresar sus sentimientos, cambiar su comportamiento, desarrollar habilidades para resolver problemas y desarrollar una relación con el mundo que les rodea.

En 2004, LeGoff publicó un estudio que arrojó mejoras significativas realizadas por un grupo de niños autistas luego de 12 semanas de terapia: los nenes estaban empezando a tener más charlas con otros, las cuales eran más largas. Además, mostraban menos “distanciamiento” y rigidez que antes de la terapia.​​

¿Cómo funciona la terapia?

  1. Cada niño aprende un conjunto claro de reglas y habilidades de construcción de LEGO.
  2. Luego se les presenta a un grupo de otros niños, incluidos algunos que no tienen déficit de habilidades sociales. 
  3. Todos en el grupo acuerdan un proyecto que sea alcanzable para todos los involucrados: generalmente son ciertas estructuras o edificios para crear.
  4. A cada niño se le asigna un rol, los cuales van rotando durante la terapia.
  5. El grupo trabaja en conjunto para construir la estructura de LEGO de acuerdo con los principios de la terapia de juego

Las reglas de la LEGO terapia:

  1. Las estructuras deben ser construidas juntas por el grupo.
  2. Si rompes algo, debes arreglarlo o pedir ayuda para solucionarlo.
  3. Si otro miembro del grupo está usando algo y lo quiere, debe pedirlo. No tomarlo directamente.
  4. Respetar los turnos.
  5. Al final, todo lo que se arma hay que desarmarlo y dejarlo donde estaba.

Los roles en la terapia:

  1. Ingeniero: supervisa el diseño y garantiza que se sigan las instrucciones.
  2. Constructor: junta los ladrillos.
  3. Proveedor: realiza un seguimiento de qué tamaño, forma y color de ladrillos se necesitan y los pasa al constructor.
  4. Director: se asegura de que el equipo trabaje en conjunto y se comunique bien.




Comentarios