La Corte Suprema de la Nación decidió que se investigue por el delito de presunta estafa al ex futbolista y entrenador Matías Almeyda, quien fue denunciado por una empresa de seguridad privada por emitir un cheque sin fondo. La jueza Fabiana Palmaghini estará al frente de la investigación.

Almeyda fue denunciado por Ariel Guillermo Giovanelli, titular de una empresa de seguridad privada que había sido contratada por el ex futbolista de River Plate y de la Selección Nacional para prestar sus servicios en un predio ubicado en la localidad de Benavídez. Según la denuncia, los servicios le fueron pagados con un cheque que fue rechazado por falta de fondos.

De acuerdo a la acción penal, la firma libradora del cheque sería insolvente y actualmente no registraría ningún tipo de actividad.

Desde México, Almeyda dijo que desde "hace cinco años" el predio Buenos Aires Football, de Benavídez, "está rentado", y que el actual dueño debe responder a la denuncia.

"Me causa tristeza y me da pena que se ensucie mi nombre. Desde el año 2000 invierto en Argentina y siempre perdí dinero (...) A la persona que hizo la demanda no la conozco. Es gente que aprovecha para ensuciarme", aseguró en un comunicado.